La consellera de Administraciones Públicas, Núria Riera, ha asegurado este martes que la asistencia psicológica a víctimas de emergencias no se ha dejado de prestar en Baleares -pese a que el servicio finalizó en febrero de 2013- puesto que los sanitarios del 061 "valoran 'in situ' si las víctimas también necesitan una atención psicológica".

Así se ha manifestado la consellera durante una interpelación parlamentaria después de que este lunes alcanzase un acuerdo entre su departamento y el de Familia y Servicios Sociales mediante el cual colaborarán para financiar la asistencia a víctimas.

Durante la sesión, Riera ha recordado que la Conselleria de Administraciones Públicas prestaba este servicio hasta febrero de 2013, fecha en la que volvió a licitarlo y se invitó a tres entidades. No obstante, en marzo de 2013 el concurso quedó desierto después de que las tres empresas comunicasen su renuncia a participar en esta licitación.

La consellera ha explicado que este servicio no se ha dejado de prestar puesto que los sanitarios del 061 valoran in situ a las víctimas y determinan si necesitan asistencia psicológica y si es necesario su traslado.

No obstante, la portavoz adjunta de MÉS, Fina Santiago, ha explicado que estas víctimas lo que necesitan es apoyo psicológico y no que les separen de la situación. Según ha explicado, estas personas requieren ser acompañadas por psicólogos y no que les "metan en una ambulancia".

Además, la parlamentaria ha considerado que no existe "ninguna justificación" para que el servicio no se haya prestado entre mayo de 2013 y marzo de 2014, así como que tampoco se vaya a poner en marcha un contrato menor para cubrir los próximos dos meses.