El conseller de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Gabriel Company, le ha recordado al grupo socialista, que "una de las últimas cosas que hicieron" cuando estaban en el Govern, en marzo de 2011, fue "continuar poniendo dinero" para promocionar la tarjeta verde entre los clientes de acudían a los hoteles del archipiélago, lo que demuestra, ha dicho, que "también estaban de acuerdo en que iba bien".

Así lo ha señalado en respuesta a una pregunta parlamentaria formulada por la diputada del PSIB, Isabel Oliver, para conocer la valoración que hace el conseller sobre la gestión de la tarjeta verde del Govern de la legislatura 2003-2007.

En su intervención, la parlamentaria socialista ha criticado que la semana pasada los alumnos de un taller ocupacional de construcción "fueron a limpiar una barraca llena de tarjetas verdes" en la finca pública de Son Real, una actuación que, según Oliver, "es muy cuestionable" que corresponda al contenido del curso.

"Las imágenes de la semana pasada sintetizan la acción del Govern del PP, el proyecto estelar que debía sustituir a la ecotasa acaba en la basura, lo cual representa una caricatura de la imagen de profesionalidad que pretenden vender", ha criticado Oliver al respecto.

La diputada socialista se ha referido de esta forma al abandono de las miles de tarjetas verdes y folletos publicitarios que aparecieron en una caseta en la finca pública de Son Real, en el municipio mallorquín de Santa Margalida.

Por su parte, el conseller le ha aclarado a Oliver que los contenidos del taller en cuestión, entre los que figura "la evacuación de residuos", son los mismos que "se emplearon" durante en la anterior legislatura.

Por último, Company ha recordado que el anterior Ejecutivo firmó en 2009 la continuación del convenio del Ejecutivo de Matas, "dado los resultados satisfactorios" obtenidos con la de tarjeta verde, tal y como señalaban para justificar la renovación del contrato.

Con todo, la diputada socialista ha señalado que la "peor" herencia que ha dejado el anterior presidente del Govern, Jaume Matas, ha sido la derogación de la ecotasa, que significa dejar de ingresar 600 millones de euros. "La derogación de la ecotasa es la peor decisión que ha tomado un Govern de estas Islas. Ante ello, la tarjeta verde no deja de ser una anécdota ", ha lamentado.

"Podrán llevar a alumnos a limpiar la barraca llena de tarjetas verdes, pero no podrán limpiar nunca la vergüenza y la indigencia presupuestaria que nos ha dejado esta tarjeta del Govern del PP", ha apostillado Oliver.