Pleno del Parlament.
Los diputados del Parlament de Cataluña, en un momento del Pleno. PATRICIA MATEOS / ACN

El Parlament designará en el próximo pleno del 26 y 27 de marzo a los tres diputados —de CiU, ERC e ICV-EUiA— que irán al Congreso a pedir la transferencia a la Generalitat de la competencia para celebrar un referéndum de autodeterminación.

Así lo ha acordado la Mesa y la Junta de Portavoces del Parlament, que ha dado de plazo hasta el viernes a los tres grupos para proponer a los tres diputados titulares y a tres suplentes para defender la proposición de ley elevada por la Cámara catalana al Congreso.

CiU, ERC, ICV-EUiA y los tres diputados díscolos del PSC votaron a favor de pedir la competenciaEl Parlament aprobó en enero, con los votos de CiU, ERC, ICV-EUiA y tres diputados del PSC, pedir al Congreso el traspaso de la competencia para poder convocar un referéndum de autodeterminación, un paso con el que quieren visualizar el 'no' del Estado y ganar legitimidad internacional.

Aunque todavía no hay fecha para que la Cámara Baja debata la proposición de ley —fuentes parlamentarias calculan que en mayo o junio—, el Parlament avanzará así en los trámites para preparar un debate cuyo resultado ya ha avanzado el PP, que ha advertido que utilizará su mayoría absoluta para rechazar la propuesta.

Quien no acudirá al Congreso a defender la consulta será el presidente de la Generalitat, Artur Mas, una posibilidad descartada a principios de 2014 por el líder de CiU en el Parlament, Jordi Turull, pese a la insistencia del PP de reclamar que sea el presidente catalán quien acuda a Las Cortes.

Reforma local

El pleno debatirá también si lleva al Tribunal Constitucional (TC) la Ley de Racionalidad y Sostenibilidad de la Administración Local que impulsa el Gobierno central, después del dictamen del Consell de Garanties Estatutàries que aseguraba que vulneraba competencias de la Generalitat y la autonomía local.

El Consell de Garanties cree que vulnera competencias locales y autonómicas El dictamen, aprobado por unanimidad, asegura que 24 preceptos relacionados con el artículo primero de la norma —que modifica aspectos de la Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local— vulneran competencias de la Generalitat y "no encuentran amparo" en la Constitución.

Los magistrados sostienen que la reforma limita "significativamente" la lista de materias que son competencia exclusiva de los municipios, y no deja margen a la Generalitat para que pueda ampliar estas competencias en función de las peculiaridades de cada ayuntamiento.

Así, la mayoría de preceptos que vulneran las competencias de la Generalitat en autonomía local previstas en el Estatut lo hacen porque el Estado sobrepasa su capacidad para fijar un mínimo común denominador sobre las competencias municipales e impide que el Ejecutivo catalán pueda ampliarlas.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.