El nuevo servicio será prestado por tres unidades móviles equipadas para hacer resonancias magnéticas, TAC (tomografías computerizadas) y mamografías digitales. La puesta en marcha de este programa permitirá ir reduciendo las listas de espera. Los principales beneficiarios serán los pacientes, ya que no tendrán que venir a Zaragoza para someterse a estas pruebas médicas. En muchos casos perdían un día entero.