Trabajador
Un zapatero en su taller. GTRES

El 50% de los españoles cree que sus condiciones laborales en prestaciones sociales, servicio médico y vacaciones empeorarán en el futuro y un 48,3% pronostica que "habrá que trabajar más horas, ganando lo mismo", según un informe de un panel de expertos impulsado por la compañía aseguradora Genworth.

El estudio Hacia la recuperación de la demanda interna: el empleo recoge la visión de nueve especialistas en mercado laboral pertenecientes a organizaciones como el Consejo Económico y Social (CES), la OIT, el Instituto de Estudios Económicos, ATA o Funcas y una encuesta complementaria realizada sobre una muestra de 2.000 personas distribuidas por todo el territorio nacional.

El 56% piensa que en caso de cambiar de trabajo o encontrar uno, las condiciones retributivas serían peores Según el sondeo, el 56% de los españoles piensa que en caso de cambiar o encontrar un nuevo trabajo, las condiciones retributivas serían peores y un 50% admite que está afrontando la crisis reduciendo los gastos básicos del hogar.

Además de la incertidumbre sobre el empleo, los españoles encuestados manifiestan estrés ante el deterioro de la situación financiera. Así, al 51,2 % le produce estrés, en diferentes grados, la amortización de la hipoteca.

Pero no sólo es la hipoteca. El 57,1% de los entrevistados tiene problemas para hacer frente al pago de las cuotas de la tarjeta de crédito y a la devolución de otros préstamos no hipotecarios.

A esto se une que el 80,6% reconoce problemas para el pago de facturas y compromisos similares y "un 76,4% sufre porque no se considera independiente financieramente".

¿Cómo fomentar el empleo y el consumo interno?

La encuesta que recoge este informe se complementa con las Diez medidas para fomentar el empleo y el consumo en España donde los expertos coinciden en que "el empleo actual no puede hacer crecer el consumo a corto plazo".

La vulnerabilidad real y percibida por los españoles es un "freno" para la reactivación de la demanda interna Las recetas de este comité de expertos pasan por impulsar la reactivación del crédito, mejorar la financiación de autónomos y emprendedores, vincular los salarios a las garantías en productividad, salarios mínimos adecuados y facilitar que las pymes ganen dimensión.

Los expertos también proponen fomentar la fabricación y exportación de bienes y no sólo servicios, evitar las altas tasas de endeudamiento de las familias españolas, impulsar una reforma fiscal integral que anime a crear empresas y empleo, mejorar la formación continua y recuperar pactos de Estado, sólidos y a largo plazo.

El estudio concluye que "la vulnerabilidad real y percibida" por los españoles es un "freno" para la reactivación de la demanda interna.

"Si no se pone límite a esta desconfianza, se generará un círculo vicioso en el que los hogares no consumirán y los emprendedores no pondrán en marcha nuevas iniciativas ni generarán empleo", añade.

El informe estima que las medidas propuestas por el panel de expertos deberían ser "una guía" a tener en cuenta para revertir esta situación.

Entre los integrantes de este panel se encuentran: el director del Centro de Competitividad Mundial de la Escuela de Negocios IMD, Arturo Bris; la vicepresidenta ejecutiva de ATA, Celia Ferrero; el director de la OIT, Joaquín Nieto; el presidente del CES, Marcos Peña; el director del IEE, Joaquín Trigo o la economista de Funcas, María Jesús Fernández.