Los agentes rurales sospechan que una negligencia originó el fuego del Baix Empordà. Las llamas afectaron a una zona cercana al Mas Cabré, dentro del término de Vall-llobrega (Girona). Aquí se hizo una quema de matorrales el pasado viernes, pero los restos vegetales no se apagaron como correspondía hacerlo.

"En principio es evidente que la persona no cumplió los requisitos básicos, que son no abandonar el fuego mientras está encendido", ha asegurado el jefe de los agentes rurales, Ignasi Dalmases.

Los Bomberos de la Generalitat han centrado los esfuerzos este lunes en estabilizar el flanco derecho del incendio del Baix Empordà, que desde el domingo ha afectado una área que se extiende entre las 300 y las 350 hectáreas. Según el conseller de Interior, Ramon Espadaler, ahora ya está estabilizado el incendio, pero "no controlado".

Se espera la llegada de un tercer hidroavión en la zona de las GavarresEl delegado de Interior en Girona, Albert Ballesta, ha explicado este lunes que la cola del fuego ya se encuentra "bajo control", pero que en la zona caliente, situada en Calonge, las llamas afectan una parte del macizo de las Gavarres, donde hay "una fuerte pendiente" y quema generando focos secundarios.

En estos momentos, hay 54 dotaciones de los Bomberos sobre terreno y ya se han incorporado los medios aéreos. A lo largo de la mañana, el Ministerio enviará un tercer hidroavión para hacer el relevo, que se espera incorporar a las tareas de extinción alrededor de las once.

Dos días de lucha contra las llamas

El incendio declarado el mediodía de este domingo en el término municipal de Vall-Llobrega (Girona), en una zona forestal situada cerca del paraje Mas Cabrer, que pertenece al macizo de Les Gavarres, obligó a desalojar a unos 400 vecinos de la zona cercana al fuego, a cortar al tráfico en ambos sentidos de la C-31 a la altura de Palamós (Girona).

Se investiga una quema de rastrojos mal apagada como causa del incendioEl incendio, visible desde poblaciones costeras, obligó a desplazar a 60 medios terrestres de la Generalitat, que siguen trabajando en la zona para controlar las llamas. Los hidroaviones dejaron de trabajar al ponserse el sol.

El conseller de Interior de la Generalitat, Ramon Espadaler, que se desplazó a la zona, concretó este domingo que no ha habido ningún herido pese a que las llamas han cercado algunas casas y urbanizaciones.

El fuego afecta a una zona forestal situada al sur de Sant Mateu de Vall-Llobrega, una población de unos 900 habitantes, y la fuerte tramontana condicionó este domingo la evolución del incendio

El dispositivo de extinción cuenta con efectivos de los Mossos d'Esquadra, de Protección Civil, de policía Local, de agentes rurales y de agrupaciones de defensa forestal.

Los Bomberos prevén dar por controlado el incendio de las Gavarres a lo largo de esta noche, ya que los puntos del flanco derecho que todavía queman son de difícil acceso y los efectivos se tienen que abrir paso con motosierras.

Consulta aquí más noticias de Girona.