Siete comunidades autónomas -Madrid, Murcia, Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, País Vasco y la Comunidad Valenciana- crecieron por encima de la media española (4,2%) en 2006, y fue Canarias la autonomía que experimentó un menor crecimiento económico.

Canarias fue la comunidad con menor crecimiento
Según el último informe de la Fundación de Cajas de Ahorros Confederadas (FUNCAS), 'Comunidades autónomas: aprendiendo a crecer', que presentó este lunes el director de Cuadernos de Información Económica,
Victorio Valle, junto a uno de los autores del estudio, Julio Alcaide, todas las autonomías han experimentado "un crecimiento positivo", por encima del avance registrado por la "Europa de los Quince".

Por encima de la 'Europa de los Quince"

El estudio sitúa a Madrid como la comunidad que mayor crecimiento económico experimentó, un 4,55%, seguida de Murcia (4,41), Andalucía (4,39), Extremadura (4,31), Castilla-La Mancha y País Vasco (4,29, en ambos casos), y Comunidad Valenciana (4,2%).

Con una evolución positiva también, aunque inferior a la media española, se situaron Canarias (3,66), Baleares (3,72), La Rioja (3,74), Aragón (3,81), Asturias (3,85), Navarra (3,94), Castilla y León (4,04), Cataluña (4,05), Galicia (4,10) y Cantabria (4,14).

La menor evolución de Canarias se debe a una tendencia al monocultivo del sector turístico

Según destacó Julio Alcaide, la menor evolución de la economía de Canarias se debe a un "problema gravísimo" y es que "tiende cada vez más al monocultivo" del sector turístico, mientras que el crecimiento de Madrid se debe a los sectores de la construcción y servicios, al igual que en Murcia.

¿Por qué han crecido...

  • Madrid: su economía ha crecido impulsada por el sector servicios y la construcción.
  • Murcia: al igual que Madrid, los servicios y la construcción son el motor de su crecimiento económico.
  • Castilla-La Macha: según Alcaide, su evolución se debe  al crecimiento de la poblacióny al aumento de la inmigración en, sobre todo,  las provincias de Guadalajara y Toledo. Además, a una política adecuada que eliminó el subsidio de paro agrícola.
  • Andalucía: Ha experimentado un buen año agrícola, pesquero y energético. Sin embargo, el estudio alerta de que esta región no posee una política clara de desarrollo y depende mucho de la actividad externa que recibe del resto de España.  Además, el mantenimiento de subsidios de paro agrícolas son negativos, según el estudio.
  • Extremadura: su crecimiento se ha visto impulsado por la industria y el sector energético.
  • País Vasco: También es el crecimiento industrial y energético el que ha motivado su avance.
  • Asturias: A pesar del impulso industrial, no ha conseguido compensar la baja evolución de los sectores agrario y energético.
  • Cantabria: posee una estructura económica muy diversificada:  el sector industrial es importante, el de servicios razonable y el de la construcción, boyante, por lo que, a su juicio, "le pasa lo mismo que a Navarra y a La Rioja", que son "regiones pequeñas, pero bien estructuradas".

"Ya no somos tan pobrecitos"

Respecto a la convergencia con Europa, en términos de PIB a precios de mercado, la media española se situaba a finales del pasado año en el 93,93% de la media de la UE de los Quince, por lo que, según Alcaide, España se sitúa en la "zona intermedia de desarrollo de los países europeos", y es que, a su juicio, "ya no somos tan pobrecitos".

Junto al último informe de FUNCAS se presentó el estudio "Indicadores de convergencia real para las regiones españolas", que analiza la evolución de la convergencia regional durante el período 1980-2009, y en el mismo se destaca la mejora relativa de Galicia, Extremadura, Andalucía, Murcia, Asturias y Castilla-La Mancha, que partían con niveles inferiores a la media española.