El proyecto de ley de los derechos de las mujeres para la erradicación de la violencia machista fija que las maltratadas no tengan necesidad de poner una denuncia contra su agresor para poder acceder a la red de servicios de ayuda.

Además, sólo se tendrá en cuenta los ingresos propios y no los de la unidad familiar para que puedan tener asistencia jurídica gratuita.

Sólo se tendrá en cuenta los ingresos de la mujer para asignarle asistencia jurídica gratuita
Estas modificaciones fueron anunciadas ayer por el presidente de la Generalitat, Josep Montilla, en la recepción oficial del Dia Internacional de la Mujer que se hizo en el Palau de Pedralbes a la que asistieron cerca de 500 mujeres.

José Montilla destacó que la ley "reforzará y dará una protección social integran a las víctimas", mejorará "la conciliación de la vida laboral, familiar y personal" y fomentará la igualdad de oportunidades con los hombres.

Modificación en el Código Civil

Montilla recordó que ya se ha iniciado la tramitación parlamentaria para modificar el Código Civil catalán para impedir que los maltratadores hereden de sus víctimas.

El acto de ayer estuvo marcado por la muerte de la abogada y exjueza de Ripoll (Girona), Conxita Huerta, de 45 años, que fue estrangulada presuntamente por su pareja, Ferran Domingo P., de la misma edad, que apareció ahorcado en un garaje de Campdevanol (Girona).