Tras los 29 procesados por su presunta relación con los atentados del 11-M, ha llegado el turno de los cerca de 700 testigos -exactamente 682- que está previsto que declaren ante el tribunal. 

El primero en declarar es un comisario de la Policía, concretamente el jefe de la seción tercera de Unidad Central de Información Exterior, de quien sólo se conocerá su número: el 18.403.

Tal y como indicó el pasado jueves  el presidente de la sala, Javier Gómez Bermúdez, se preservará la identidad de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que comparezcan como testigos.

Cortinilla

No van a ser pocos los policías que van a declarar. De hecho, los cuatro primeros testigos son miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Los testigos declaran en un espacio contiguo a la pecera de los procesados

Para que se hagan una idea, los testigos declaran en un espacio contiguo a la pecera de los procesados, y protegidos por una cortina. La ubicación de este espacio, situado a la izquierda del tribunal, impide que los procesados puedan ver a los declarantes.

No obstante, la mayor protección está reservada para la cerca de una veintena de testigos protegidos que está previsto que declaren.

Variedad de perfiles

Entre los testigos propuestos por la Fiscalía -132- y las acusaciones particulares, hay todo tipo de perfiles.

  • Por un lado declarará -en quinto lugar- un miembro del Instituto El Cano, que aleccionará sobre terrorismo islamista.
  • Tras media docena de policías, llegará el turno de algunos familiares del procesado Rachid Aglif. Se trata, concretamente de su hermano, Hassan Aglif.
  • A continuación declararán los primeros cinco testigos protegidos. Nos referimos a algunas personas que viajaban en los trenes que sufrieron las explosiones.
  • Las declaraciones testificales continuarán con cinco miembros de la familia de Mohamed Alfallah, quien presuntamente se inmoló en Afganistán. 

Tras la declaración de otros siete testigos protegidos, llegará el turno de Luis Garrudo, el portero de Alcalá de Henares que, presuntamente, vio bajarse de la Kangoo a los terroristas en la mañana del 11-M.

Otros testigos

A partir de este momento predominarán las declaraciones policiales hasta, prácticamente, el testigo número 70. En ese momento comenzarán a comparecer otros testigos protegidos.

Otros testigos destacados serían Lofti Sbai -presunto miembro de la banda de El Chino-, el menor G.M. El Gitanillo, familiares de Oulad, algunos maquinistas de RENFE, guardia de seguridad de la empresa Segur IBérica e incluso dos empleados de un concesionario de BMW de Parla.

Uno de los momentos culminante llegará con la declaración de los etarras Henri Parot, Gorka Vidal e Izkur Vadillo, quienes declararán a petición de la defensa de Jamal Zougam y de Ghalyoum.

Sigue el juicio del 11-M en el especial de 20minutos.es.