Brutney Spears
Los problemas clínicos de Britney centran todos los titulares de la prensa internacional ©Korpa KORPA

El intento de suicidio ha sido interpretado como una tentativa de llamar la atención por parte de la cantante. Según News of the Wolrld el incidente se produjo antes de que Britney pidiera desesperadamente a Kevin Federline, su ex y padre de sus hijos, que volviera con ella para tener otro hijo.

Los familiares de Britney, cuyo han desmentido las informaciones publicadas por "News of the World". Según el periódico, la cantante, durante su estancia en la Clínica de Rehabilitación , se ha tatuado el número 666 en su cabeza. Después de ello, salió a los pasillos chillando a las enfermeras "Soy el anticristo".

Un amigo de la cantante ha manifestado: "Se colgó con una sábana de una lámpara en el techo y la ató a su cuello. Afortunadamente, gracias al personal clínico que fue llamado inmediatamente, pudo resultar ilesa".

Según el tabloide, los problemas de Britney Spears derivan de su adicción a la droga "Cristal", una metanfetamina con graves efectos secundarios que puede provocar:

  • Agresión, irritabilidad
  • Ansiedad, nervios
  • Aumento de la presión sanguínea
  • Paranoia, psicosis
  • Insomnio
  • Pérdida de apetito
  • Convulsiones, alucinaciones
  • Toxicidad del corazón y el vaso sanguíneo
  • Aumento de la tensión
  • Sensación de presencia de parásitos o insectos bajo la piel