Los padres aragoneses podrán solicitar plaza escolar para sus hijos después de la Semana Santa, según confirmaron fuentes de Educación a 20 minutos. El proceso de admisión de alumnos, paso  previo a la matriculación, se hará antes que el del año pasado y la intención de la consejería es recoger todas las preinscripciones en torno a la primera quincena de abril.

La consejería publicará en el Boletín Oficial de Aragón en pocos días la orden que regula la admisión de alumnos para el próximo curso. De esta manera, padres y miembros de la comunidad escolar podrán conocer con tiempo todos los detalles de la escolarización.

Oficinas de Admisión

A falta de más de un mes para que se inicie el proceso (en otras comunidades, como Andalucía, ya ha arrancado) Educación ha empezado a organizar todo el dispositivo de las Oficinas de Admisión de Zaragoza, en el que este año invertirá 91.581 euros.

Las empresas interesadas en gestionar este servicio podrán presentar sus ofertas hasta el 10 de marzo y el departamento las analizará a partir del día 20. En total, en Zaragoza habrá siete oficinas en otros tantos centros educativos. Se encargarán de informar a los padres sobre el proceso de admisión, recoger las preinscripciones y remitirlas después a los colegios solicitados por las familias.

Cada una de estas oficinas, que estarán abiertas al público de 9 a 21 horas, estará equipada con tres ordenadores, una impresora y un teléfono móvil y tendrá, además, un equipo de atención telefónica que atenderá las consultas de las familias entre las 9 y las 17 h.

Los padres ya han empezado a pedir información a los centros y muchos de ellos, como el colegio Miraflores, ya han organizado jornadas de puertas abiertas para que las familias conozcan sus instalaciones y servicios.

Cambia el sorteo para desempatar

El polémico sorteo alfabético para asignar plaza escolar en caso de empate entre alumnos ha pasado a la historia. El departamento de Educación, aceptando la sugerencia de un grupo de técnicos de la Universidad de Zaragoza, lo sustituirá por otro en el que cada niño tendrá un número. Los centros que no tengan suficientes plazas para satisfacer todas las solicitudes, seleccionarán mediante un procedimiento informático una cifra, a partir de la cual se empezarán a asignar vacantes. Con este cambio, la consejería atiende las demandas de numerosos padres, sindicatos e incluso el propio Justicia de Aragón, que consideraba «injusto» el anterior procedimiento.

Más puntuación la familia, junta

Los niños con familia en un colegio lo tendrán más fácil para conseguir plaza, ya que obtendrán ocho puntos (el doble que ahora) si estudia en el centro un hermano (y un punto extra por cada hermano más). Además, se darán cinco puntos si uno de los padres trabaja allí.

Asignatura pendiente mapa escolar

La cercanía del colegio al domicilio familiar seguirá primando en la asignación de centro. No obstante, las familias reclaman que se revise la actual distribución de las siete grandes zonas de escolarización y que se haga un nuevo mapa escolar «más coherente».

Evitar baremar más desempates

Para reducir los sorteos de plazas, Educación ha incluido nuevos criterios de desempate en el borrador del decreto de admisión. Entre otros aspectos, se tendrán en cuenta la pertenencia a familia numerosa o las enfermedades crónicas.

Nueva comisión más garantías

Durante el proceso de escolarización se pondrá en marcha una comisión de garantía, contemplada en la LOE. Estará integrada por sindicatos y representantes de las administraciones e inspeccionará la asignación de plazas en los centros educativos.