El Servicio de Atención a la Movida (SAM) dejará de estar controlado por un colectivo social. El Ayuntamiento ha iniciado el proceso para asumir esta iniciativa y a su vez buscar una entidad que se encargue de ella.

Hasta ahora el SAM era un proyecto de la Asociación Cívica para la Prevención (ACP) que el Consistorio financiaba con una subvención. A partir de ahora este servicio pasa a ser directamente municipal, pero será prestado por la asociación o empresa que presente la mejor oferta hasta el día 14. El máximo que pagarán las arcas municipales será 80.000 euros y, como mínimo, se deberán seguir haciendo las actividades actuales.

El motivo del cambio

El director del Área de Juventud, Mario Cortes, justificó la inclusión de un proceso de selección para prestar el SAM en que la ley de subvenciones ya no permitía al Ayuntamiento continuar la financiación actual.

«No ha habido problemas con la ACP; el único motivo para el cambio es que nuestra asesoría jurídica nos advirtió de que con subvenciones ya no podía ser», recalcó Cortés. «A lo largo del tiempo hemos tenido que asumir más y más costes», explicó. «No creo que este servicio sea jugoso para las empresas, pero sí para algunas asociaciones de otras provincias».

El colectivo actual

Hace seis años que ACP comenzó la experiencia piloto del Servicio de Atención a la Movida. Hoy participan en él unas 50 personas, de las que 30 son voluntarios. Cada noche de juerga, entre cinco y 15 miembros atienden a los jóvenes en las calles.

Otra forma de hablar de drogas

La Asociación Cívica para la Prevención es un colectivo juvenil que intenta minimizar las consecuencias de las drogas. Con ayuda de psicólogos y otros profesionales, hace campañas que no se basan en una oposición frontal a las sustancias, sino en reducir los daños de las mismas. Con ello, el SAM advierte de los peligros y falsos mitos de las drogas mediante mensajes que calen entre los jóvenes y no generen rechazo a los consejos.

Las actividades

Línea 900 100 118: Es un  teléfono gratuito de información juvenil, anónimo, sobre drogas, sexo y ocio. Más información en www.samorg.tk.

Monitores: Los denominados USAM son jóvenes formados para resolver las dudas de quienes están de juerga. Patrullan las calles.

Ocho campañas: Sobre drogas, limpieza, sexo, tráfico, venta de alcohol...