Un centenar de obras del San Pío V depositadas en Iglesia y Monasterio del Puig volverán al Museo tras 50 años

Casi un centenar de las 250 obras del San Pío V depositadas en la Iglesia y el Monasterio de El Puig en Valencia volverán al Museo "en los próximos días", después de 50 años, tras recibir la orden minsiterial necesaria para el traslado. Técnicos del Museo de Bellas Artes se están desplazando estos días al Monasterio del Puig para comenzar con el trabajo de regreso de los bienes.
Museo SAN PIO V de Valencia
Museo SAN PIO V de Valencia
EUROPA PRESS

Casi un centenar de las 250 obras del San Pío V depositadas en la Iglesia y el Monasterio de El Puig en Valencia volverán al Museo "en los próximos días", después de 50 años, tras recibir la orden minsiterial necesaria para el traslado. Técnicos del Museo de Bellas Artes se están desplazando estos días al Monasterio del Puig para comenzar con el trabajo de regreso de los bienes.

Con esta actuación, se cierra un expediente de "años" de estudio de las obras "dada la complejidad y la falta de documentación y rigor en los datos, que acompaña estos depósitos tan antiguos", según han señalado fuentes de la Conselleria de Cultura a Europa Press.

La reunión del último Patronato del Museo de Bellas Artes, celebrada el pasado mes de julio, estableció el levantamiento parcial de los bienes depositados en el Monasterio del Puig y en la Iglesia de Santa María de El Puig de Valencia, tras estudiar el informe realizado por la dirección y los técnicos del Museo, quienes informaron del estado de las obras. La decisión podía hacerse efectiva con una posterior orden ministerial.

Se trata de depósitos realizados en los años 1954, 1958, 1963, 1965 y 1988 y sobre los que la Generalitat, con Paz Olmos como directora general de Patrimonio, ordenó "por primera vez" que se hiciera un "control exhaustivo" de las obras en el año 2008, para lo que ordenó al Museo la elaboración de un inventario. El Patronato, en junio de 2011, acordó que se "profundizara" en el estudio de la situación del depósito.

El acuerdo del último Patronato, que recoge a su vez la Orden Ministerial, resuelve el levantamiento de las obras depositadas en la Iglesia del Puig de Santa María que fueron trasladadas sin autorización en el año 1958 y que no están expuestas al público; las restauradas sin autorización y las que no están expuestas al público en el Monasterio del Puig.

Según consta en el expediente, un conjunto de piezas se trasladaron directamente del Museo a la Iglesia en el año 1958. Por tanto, "no hubo traslado de obras del Monasterio a la Iglesia", según se ha podido constatar por estudios documentales y testificales. Por este motivo, el Patronato decidió el levantamiento del depósito de los bienes que se trasladaron a la Iglesia de Santa María del Puig dado que ese depósito "no estuvo debidamente autorizado".

Restauración sin autorización

Por otro lado, Orden Mercedaria, propietaria del Monasterio y de la Iglesia, restauró dos obras en 2010 porque se encontraban en "muy mal estado". Las restauraciones, aunque "bien realizadas y positivas para la mejora en el estado de conservación de las obras", se realizaron "sin la correspondiente autorización", por lo que el Patronato decidió también el levantamiento de su depósito.

Al ser el objetivo de los depósitos la exhibición pública, el Patronato decidió el levantamiento de las obras depositadas que no se encuentran disponibles para la contemplación de los visitantes.

Aunque el Patronato del Museo de Bellas Artes acordó el levantamiento de las obras en julio de 2013, no es hasta la firma de la orden ministerial cuando se puede hacer efectivo el levantamiento. El Museo recibió el pasado 28 de febrero la correspondiente Orden Ministerial —con fecha de 23 de enero— que autoriza el levantamiento del depósito de los bienes adscritos al San Pío V, firmada por el director general de Bellas Artes y Bienes Culturales por delegación del ministro de Educación, Cultura y Deporte.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento