EE UU reconoce la muerte de 16 afganos
Oficiales de seguridad afganos, junto al coche bomba. (Efe).
Un total de 16 civiles afganos murieron ayer y otros 25 resultaron heridos cuando tropas de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) abrieron fuego contra la multitud al sufrir un ataque en la provincia oriental afgana de Negarhar.

EE UU reconoció el ataque, aunque asegura desconocer qué fuego fue el que mató a los civiles. El suceso se produjo cuando un convoy de tropas extranjeras fue objeto de un ataque suicida, con la explosión de un coche bomba. Tras la detonación, los soldados abrieron fuego.

Además, dos soldados británicos murieron en el transcurso de un combate con insurgentes en la provincia sureña de Helman.