Un juez de Barcelona declara ilícito rebajar el sueldo a los trabajadores sin negociación

  • Condenan a una empresa por reducir un 75% el salario de sus empleados.
  • La compañía se negó en tres ocasiones a negociar el convenio colectivo.
  • La actuación es calificada por el juez de "ilícita y contraria a Derecho".
Protesta sindical en Barcelona.
Protesta sindical en Barcelona.
ARCHIVO

El juzgado de lo Social número 16 de Barcelona ha condenado a la empresa IMESAPI del grupo constructor ACS, presidido por el presidente del Real Madrid Florentino Pérez, por haber impuesto a sus empleados, de manera unilateral y sin atender a una negociación previa, una rebaja de los sueldos del 75%.

La empresa de mantenimiento de cabinas telefónicas dio por expirado el convenio colectivo el pasado mes de agosto, a pesar de que una cláusula del mismo mantenía su vigencia hasta que no se realizara un pacto de renovación.

En virtud de esta sentencia, los trabajadores afectados tendrán que volver a ser retribuidos en función de las tablas salariales del convenio y tendrán que ser compensados también por la diferencia salarial sufrida durante los meses de aplicación de la rebaja de sueldos.

1.000 euros por daños morales

Y, finalmente, los empleados tendrán que ser indemnizados con 1.000 euros en concepto de daños morales. Además, la empresa deberá cesar «su comportamiento vulnerador de derechos fundamentales».

En la sentencia, a la que ha tenido acceso 20minutos, el juez se muestra especialmente severo con «una reducción salarial unilateralmente acordada por la empresa con menosprecio a toda negociación».

Por lo que la actuación de la compañía es calificada de «ilícita y contraria a Derecho».El juez ve también probado que entre los meses de diciembre de 2012 y junio de 2013, los trabajadores instaron a la empresa hasta en tres ocasiones a una negociación sin obtener respuesta.

La empresa apela "a la ley"

La empresa demandada alegó en su defensa que el convenio colectivo perdió su vigencia el 8 de julio de 2013, por lo que a partir de agosto procedieron a reducir el salario de los trabajadores.

Negó que hubiera vulnerado el derecho a la negociación porque «cualquier ley puede modificar lo dispuesto en un convenio colectivo». Col·lectiu Ronda pedía indemnizar a cada empleado con 90.000 euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento