Los comerciantes malagueños no cumplen sus expectativas en las rebajas, que acaban "con más pena que gloria"

Pese a que la campaña navideña había llevado a los comerciantes malagueños a ser optimistas de cara a las rebajas de invierno, iniciando la campaña con mucha ilusión, al final parece que no se han cumplido las expectativas, con un descenso, a falta de concretar las cifras, respecto a la facturación del año anterior. "Ha terminado con más pena que gloria", en palabras del presidente de la Federación de Comercio de Málaga (Fecoma), Enrique Gil.
Recursos de rebajas
Recursos de rebajas
EUROPA PRESS

Pese a que la campaña navideña había llevado a los comerciantes malagueños a ser optimistas de cara a las rebajas de invierno, iniciando la campaña con mucha ilusión, al final parece que no se han cumplido las expectativas, con un descenso, a falta de concretar las cifras, respecto a la facturación del año anterior. "Ha terminado con más pena que gloria", en palabras del presidente de la Federación de Comercio de Málaga (Fecoma), Enrique Gil.

A pocos días de que finalice la campaña de rebajas —del 7 de enero al 7 de marzo— y a la espera de cerrar los datos, el representante de los comerciantes malagueños ha señalado a Europa Press que "parece que no se han cumplido los pronósticos".

Gil ha reconocido que la campaña de Navidad, que "fue relativamente buena, en comparación con la del ejercicio anterior, nos llevó a pensar que íbamos a tener mejores resultados en rebajas de los que realmente se han alcanzado".

Desregulación de las rebajas

En el hecho de no haber cumplido las expectativas ha podido influir, a su juicio, la situación económica de los ciudadanos, que se traduce en que "no tienen dinero en el bolsillo", pero también la desregulación de la temporada de rebajas, una cuestión que "no beneficia al pequeño y mediano comercio, sino solo a las grandes empresas".

"El mantenimiento de precios rebajados a lo largo de todo el año hace imposible que las campañas tradicionales puedan acabar con buenos resultados", ha afirmado el presidente de Fecoma. Asimismo, ha advertido de que la presión impositiva que sufre el sector, compuesto en su mayoría por autónomos, "es una auténtica barbaridad".

Los comerciantes malagueños confiaban en alcanzar en este periodo de rebajas de invierno los 38 millones de euros de facturación, una cifra ligeramente superior a la del mismo periodo del año anterior, y preveían, incluso, un incremento del gasto medio por comprador.

De hecho, alentados por el aumento de en torno al cinco por ciento experimentado en las ventas durante la campaña navideña, el 54 por ciento de los comerciantes esperaban que estas rebajas de invierno fueran "buenas" o "muy buenas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento