Científicos españoles piden la prohibición de un fármaco que envenena a los buitres

  • "Instamos a que se implemente de inmediato la prohibición de la utilización de diclofenaco", reclaman los investigadores en un artículo.
  • Varios países de Asia prohibieron el medicamento veterinario en 2006 por el impacto mortal en las aves carroñeras.
  • Entre 1990 y 2000, las poblaciones carroñeras decrecieron un 95%.
Un buitre leonado, una de las especies carroñeras amenazadas por el diclofenaco.
Un buitre leonado, una de las especies carroñeras amenazadas por el diclofenaco.
José Manuel Pedrosa / EFE

Científicos españoles cuestionan en un artículo en la revista americana Conservation Biology, que el Gobierno español autorice el diclofenaco como fármaco veterinario, dado su impacto mortal en aves carroñeras, motivo por el que fue prohibido en 2006 en varios países de Asia.

El diclofenaco es un antiinflamatorio no esteroide indicado para reducir inflamaciones y para su uso analgésico, cuyos derivados Diclovet y Dolofenac fueron autorizados en marzo de 2013 por la Agencia Española del Medicamento para uso veterinario.

Antoni Margalida, investigador de las universidades de Lérida y de Berna (Suiza); José Antonio Sánchez Zapata, de la Miguel Hernández, de Alicante; Guillermo Blanco, del Museo de Ciencias Naturales (CSIC) y Fernando Hiraldo y José Antonio Donázar, de la Estación Biológica de Doñana, de Sevilla (CSIC), acaban de denunciar la situación en este artículo científico, que se publicará en breve.

Estos biólogos han recordado que el diclofenaco está considerado como una de las principales "amenazas a gran escala" de las poblaciones de aves carroñeras y que se le atribuye haber sido el principal causante de las "grandes disminuciones" sufridas por las poblaciones de buitres, en especial, del "catastrófico declive de varias poblaciones de buitres asiáticos y africanos".

Prohibido en el continente asiático

Entre 1990 y 2000, se certificó la disminución en un 95% de las, hasta entonces abundantes, poblaciones carroñeras del subcontinente indio, donde se contabilizaron en esa década la muerte de "varios millones de aves", la mayoría atribuida a los efectos nocivos del diclofenaco.

Por ello, este fármaco fue prohibido a partir de 2006 en Asia, donde fue sustituido por productos menos lesivos, como el Meloxicam, con lo que se logró detener el rápido declive de las poblaciones de buitres y otras especies carroñeras, "que se ven ahora amenazadas en el sur de Europa, después de que haya sido autorizado por el Gobierno español", según el trabajo científico.

Los investigadores explican que los buitres están expuestos al diclofenaco cuando se alimentan de cadáveres de animales tratados con este fármaco poco tiempo antes de su muerte y que la ingestión de este producto causa una insuficiencia renal mortal a las aves.

La importancia del buitre en España

Además, recuerdan que España acoge actualmente al 95% de las carroñeras europeas: 26.000 parejas de buitre leonado (Gyps fulvus);  1.600 parejas de alimoche (Neophron percnopterus); 2.000 de buitre negro (Aegypius monachus) y 125 parejas de quebrantahuesos (Gypaetus barbatus).

"El impacto de este producto podría poner en grave riesgo las últimas grandes poblaciones de buitres de la Unión Europea", aseguran.

También señalan que un estudio demográfico realizado en la India demostró que las poblaciones de aves carroñeras terminaban extinguiéndose a corto y medio plazo cuando consumían cadáveres contaminados por diclofenaco, aun cuando fuera en tasas inferiores al 1%.

"A pesar de las diferencias entre los ecosistemas y la ganadería europea y la de los países asiáticos o africanos, es innegable que las poblaciones de buitres europeos podrían verse seriamente afectadas por la ingestión de diclofenaco, por lo que su uso se ha convertido en un asunto de gran preocupación", alerta el estudio.

El trabajo científico recuerda, igualmente, que las carroñeras son aves de larga vida "que proporcionan servicios esenciales a los ecosistemas" y controlan la propagación de enfermedades infecciosas, pese a lo cual, sus poblaciones "están disminuyendo en todo el mundo".

"Siguiendo el principio de precaución, que fue reconocido como un elemento fundamental de la política ambiental en la Conferencia de Río de 1992, instamos a que se implemente de inmediato la prohibición de la utilización de diclofenaco y se busque un sustituto, tal y como hicieron en Asia, para evitar consecuencias indeseables para las poblaciones de buitres y para preservar el funcionamiento de los ecosistemas en España", concluye el artículo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento