Cerca de 5.200 personas, según la Policía Local, han secundado este sábado la manifestación contra las prospecciones petrolíferas en el entorno de las Islas Columbretes convocada por la Comisión Interfederativa de Cofradías de Pescadores de la Comunitat, una marcha que, según los organizadores, ha sido "un éxito" porque ha logrado integrar a distintos colectivos, entre ellos pescadores, ecologistas, partidos políticos, hosteleros y ciudadanos.

La manifestación ha partido al mediodía de la Plaza de la Independencia con una pancarta en la que podía leerse 'Per una mar neta i amb futur, no al petroli' ('Por un mar limpio y con futuro, no al petróleo').

Según ha indicado a Europa Press el presidente de la Comisión Interfederativa, José Ortega, la marcha ha congregado a "muchísima más gente de la esperada" y ha puesto de manifiesto la unidad social en contra de un proyecto que solo interesa "al Gobierno y a la empresa" beneficiaria. "Toda la sociedad está diciendo no", ha incidido el dirigente, quien ha resaltado la necesidad de mantener este movimiento unitario para "imponerse a la burocracia del Estado".

A su juicio, esta marcha es "el inicio de algo que promete mucho" porque "se abren posibilidades" para impedir que finalmente se lleven a cabo las prospecciones, que el Ejecutivo ha planteado en la costa castellonense "como una apisonadora". Aunque Ortega ha admitido la dificultad que implica llegar a paralizar el proyecto, ha mostrado su confianza en que la combinación de medidas legales y políticas logre frenarlo.

El presidente de la Interfederativa ha agradecido el apoyo a título personal de representantes de todos los partidos políticos y ha destacado la "valentía" de algunos alcaldes del PP que han participado en la marcha, aunque eso suponga protestar contra una decisión tomada por su propio partido. De hecho, el Ayuntamiento de Castellón, dirigido por el 'popular' Alfonso Bataller, ha secundado la manifestación.

Por su lado, la Plataforma Antifacking, que ha participado también en la manifestación, ha destacado que las prospecciones son "una agresión más" al territorio, "en este caso, en el mar". Así lo ha indicado a Europa Press el portavoz de este colectivo, Esteban Domenech, que ha señalado que esta tiene "mucha relación con la agresión que puede suponer el facking, cuando se autoricen los permisos", para las comarcas castellonenses de Els Ports y el Maestrat.

Domenech, que ha mostrado de este modo el apoyo a la "lucha" contra las prospecciones petrolíferas en las costas valencianas, ha celebrado también la postura del PP autonómico y de las Corts en esta línea. No obstante, dicho que no entiende que "no se hayan posicionado aún" en contra del facking en localidades de Castellón "tras año y medio de amenaza" y teniendo en cuenta que "es igual de perjudicial para el medio ambiente y la salud de las personas".

Asimismo, el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castellón (ASHOTUR), Carlos Escorihuela, ha aseverado en declaraciones a Europa Press que su asociación está "totalmente en contra" de este proyecto porque las prospecciones no beneficiarán "en absoluto" al turismo.

"el clamor es claro"

Para el secretario general provincial del PSPV de Castellón, Francesc Colomer, se ha de impedir "con todo lo que esté en nuestra manos, que pueda perjudicarse a las Islas Columbretes y a todo lo que es su reserva pesquera y su ecosistema de una zona que es tremendamente estimada por la ciudadanía castellonense". Por ello, ha continuado, la provincia "tiene que cerrar filas en la defensa de que no se puedan llevar a cabo ningún tipo de exploración que perjudique el ecosistema natural".

Desde EU, la concejala en Castellón Carmen Carreras ha destacado que "el clamor de la ciudadanía para que no se realicen las prospecciones es claro y el PP no puede obviarlo". "No se puede consentir que intereses ajenos a los de la ciudadanía primen sobre los intereses ecológicos y pesqueros", ha insistido.

Consulta aquí más noticias de Castellón.