Los cuerpos sin vida de las seis víctimas en el incendio en la casa rural Ribera del Arlanza de la localidad burgalesa de Tordómar se encuentran en el Instituto Anatómico Forense de Burgos donde se les practicará la pertinente autopsia para esclarecer las causas concretas de su muerte.

Los seis cadáveres fueron trasladados a la capital burgalesa por la funeraria San José en torno a las 06.00 horas de este sábado, 22 de febrero.

En concreto, los fallecidos son tres mujeres, M.J.M.V., de 59 años; M.M.F., de 36, y A.M.F., de 35, y tres menores de entre cuatro y seis años.

Aunque se están investigando las causas del siniestro, todo hace pensar que el incendio registrado se originó por una chispa de la chimenea que saltó al sofá y por combustión de humo, según ha apuntado el presidente de la Diputación de Burgos, César Rico, presente aún en el lugar de los hechos.

César Rico se desplazó hasta la localidad burgalesa para seguir en persona lo ocurrido y apoyar a los vecinos de este pequeño municipio de unos 300 habitantes a unos 5 kilómetros de Lerma.

Los vecinos de Tordómar están consternados por la tragedia registrada esta noche en su localidad donde se han decretado tres días de luto. Según han explicado, fueron cinco jóvenes que se encontraban en un bar enfrente de la casa los que acudieron en auxilio de las víctimas ante las "voces" que escucharon del interior.

De hecho, ayudaron a sacar a los cinco heridos que permanecen en observación en Urgencias del Hospital Universitario de Burgos. Además, dos personas que se encontraban en la casa rural lograron escapar de las llamas.

Consulta aquí más noticias de Burgos.