Fernando Alonso y Kimi Raikkonen, con el nuevo F14 T
Fernando Alonso y Kimi Raikkonen posan junto al F14 T, el coche desarrollado por Ferrari para la temporada 2014. EFE

La afición de Fernando Alonso y en general los aficionados a la Fórmula 1 se verán privados de la retransmisión en abierto de todos los acontecimientos relacionados con los Grandes Premios, cuyo derechos ha adquirido en exclusiva Movistar TV para los años 2016 y 2017.

La Fórmula 1 sigue así los pasos del motociclismo, cuya retransmisión de las competiciones también ha pasado a ser de pago En dicho periodo, aquellos que quieran seguir las carreras, los entrenamientos y las sesiones de calificación tendrán que hacerlo pagando, ya que solo será accesible a través de la citada plataforma de Telefónica.

Movistar TV también tiene los derechos de emisión para las temporadas 2014 y 2015, pero no en exclusiva, sino compartidos por Atresmedia, que difundirá las competiciones en abierto durante estos años.

Telefónica ha dado a conocer la noticia tras cerrar un acuerdo con Formula One Management.

La Fórmula 1 sigue así los pasos del motociclismo, cuya retransmisión de las competiciones también ha pasado a ser de pago, nuevamente en manos de Movistar TV.

En este caso compartirá las emisiones con Mediaset, que difundirá en directo 9 carreras del mundial de MotoGP y las 10 restantes en diferido. La plataforma televisiva de Telefónica, en cambio, emitirá todas las carreras en directo, previo pago.