Una acusación particular recusa a un perito que análiza los explosivos del 11-M por ser padre de una victima y vicepresidente de la AVT

Una de las acusaciones particulares en el juicio del 11-M planteó ayer una recusación para que sea apartado del nuevo análisis de los explosivos uno de los ocho peritos designados por las partes, al ser el vicepresidente de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT).

Gabriel Moris, vicepresidente de la AVT, fue designado por una de las acusaciones particulares, pero no fue designado por la AVT. Moris perdió a uno de sus hijos en los atentados del 11-M.

El vicepresidente de la AVT y perito aseguró que la acusación contra los islamistas no sostenía La semana pasada Gabriel Moris, en calidad de vicepresidente de la AVT, aseguró que la acusación contra los islamistas no se sostenía.

"Lo que nos anunciaron en primer lugar de que había sido un atentado de un grupo islamista radical no se sostiene por su base", indicó Moris, quien insistió en que no se ha confirmado la relación de los 29 inculpados con ningún grupo islamista", declaró en rueda de prensa.

El tribunal decidirá en las próximas horas sobre la recusación de dicho perito, para evitar que este incidente retrase el desarrollo de las sesiones.

El informe sobre los explosivos

Según informan hoy los rotativos ABC y El País, los explosivos analizados son de la misma composición que los robados en Asturias.

El periódico El País, citando a fuentes de la Audiencia Nacional, asegura que los peritos designados por las partes se han negado a firmar las conclusiones que sostienen que la presencia de DNT está en la misma proporción  que la que contenían los explosivos robados.

Pese a filtraciones, el análisis final y las conclusiones de los ocho peritos no se conocerá hasta la fase pericial del juicio por los atentados del 11-M.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento