Aznar
Aznar, con sus seguidores en Asturias. J.L.Cereijido / EFE J.L.Cereijido / EFE

El Partido Comunista Español (PCE) anunció que apoyará "todas las iniciativas internacionales" que persigan juzgar al "trío de las Azores" por la "destrucción y ocupación" de Irak, y afirmó que específicamente "impulsará una iniciativa legal para que el ex presidente José María Aznar sea juzgado como criminal de guerra".

El PCE aseguró que impulsará esta iniciativa legal "junto a otras organizaciones sociales y políticas" españolas para que Aznar "sea juzgado como criminal de guerra por contribuir al inicio de una guerra ilegal y sangrienta por el control de los recursos energéticos de Irak".

La supeditación de Aznar a los intereses de norteamericanos le llevó a comprometerse en el centros de torturas de Guantánamo

La iniciativa del PCE, según esta nota, pide a la Fiscalía General del Estado que abra una investigación sobre la actuación del Gobierno del Partido Popular "y en concreto la de su presidente", que incluya "todo lo relacionado con la presencia de policías españoles en la base de Guantánamo".

"La supeditación del Gobierno de Aznar a los intereses de los norteamericanos le llevó a comprometerse en uno de los centros de torturas con los que los EEUU han pretendido forzar la legalidad internacional creando una situación de impunidad que debe ser criticada desde todas las instituciones españolas", sostiene el PCE.

Además, continúa la nota, este partido impulsará también la creación en España de una "comisión ciudadana" con el objetivo de realizar "un informe sobre las actuaciones del Gobierno de Aznar para exigir las consiguientes responsabilidades".

Finalmente, el PCE mostró su intención de apoyar todas las iniciativas internacionales encaminadas a juzgar al llamado "trío de las Azores" (el presidente norteamericano, George W. Bush, el primer ministro británico, Tony Blair, y el propio Aznar) por "cometer crímenes de guerra y crímenes contra la Humanidad por su apoyo directo a la invasión, destrucción y ocupación de Irak".

Repudio en Oviedo

40 millones de españoles están esperando a que pidas perdón por enviarnos a una guerra ilegal

Coincidentemente, Aznar fue recibido el lunes en Oviedo por estudiantes que le recordaron la situación de desamparo de los presos en la ilegal base estadounidense de Guantánamo y la responsabilidad de su gobierno en la participación de España en la guerra de Irak.

Vestidos con monos naranjas como los que llevan los reclusos de Guantánamo y con el rostro cubierto por bolsas negras, en alusión a las denuncias de torturas, un grupo de estudiantes se colocó a la entrada del hotel donde Aznar dictó una conferencia.

Los manifestantes portaron pancartas de denuncia, como na en la que se podía leer: "40 millones de españoles están esperando a que pidas perdón por enviarnos a una guerra ilegal".

Evitando enfrentar a los jóvenes, Aznar y su comitiva entraron al hotel por una puerta trasera, según algunos testigos.