Violencia doméstica: dos muertes y tres agresiones en sólo 24 horas

Muere la mujer quemada por su marido en Barcelona. Un joven estrangula a su novia en Pontevedra. Agresiones en A Coruña y Puertollano. Un padre apuñala a su hija de diez años.
Exterior de la vivienda donde fue estrangulada una mujer en O Porriño. (Efe).
Exterior de la vivienda donde fue estrangulada una mujer en O Porriño. (Efe).
Jornada trágica la de ayer, que aumenta la negra estadística de la violencia doméstica. En apenas 24 horas, dos mujeres murieron tras ser agredidas por sus parejas, dos resultaron heridas y una niña de 10 años fue salvajemente acuchillada por su padre.El primer capítulo de este triste relato se produjo de madrugada en la localidad pontevedresa de O Porriño. Tras una discusión porque ella quería romper con él, J. L. F., de 23 años, estranguló hasta la muerte a su novia, C. K. V., de 25 años, y nacionalidad boliviana, en su piso. Después llamó a la Guardia Civil para confesar su crimen. El agresor no tenía denuncias por malos tratos.

El segundo episodio se produjo horas después, al mediodía, cuando Mercedes N., de 58 años, moría en un hospital barcelonés a causa de las graves quemaduras en el 85% de su cuerpo que le había provocado su marido el sábado mientras dormía. El homicida, Salvador C., de 62 años, ya detenido, señaló tras el crimen: «Ya lo he hecho. Ya está. La he dejado ardiendo». Los dos hijos de la pareja aseguran que su padre ha matado a su madre porque ella quería separarse de él.

La ruptura de la relación  también está detrás de otro episodio de violencia doméstica. Ocurrió en el municipio coruñés de Coristanco. Un joven se ahorcó en su casa tras tirar del coche en marcha a su ex. Ella, de 19 años, está grave con varios traumatismos.

En Puertollano (Ciudad Real), un hombre de 62 años fue detenido tras atropellar a su ex mujer y a la nueva pareja de ésta. Las dos víctimas sólo tienen heridas leves y pudieron repeler al agresor.

Quince puñaladas

El último suceso se produjo en Collado Hermoso (Segovia). Un padre apuñaló 15 veces a su hija de diez años, al parecer después de que la menor desaprobara la visita de su progenitor, que se está divorciando de la madre.

El agresor huyó en su coche todoterreno y acabó empotrado contra una casa del pueblo, aún se desconoce si intencionadamente. Víctima y agresor están hospitalizados en estado muy grave.

62.170 denuncias en 2006

Un total de 62.170 mujeres denunciaron el año pasado ante la Policía a sus parejas o ex parejas por violencia doméstica, un 4% más que en 2005, lo que supone que por primera vez se superó la barrera de 60.000 denuncias anuales, según datos del Observatorio de la Violencia de Género. Algo más de un tercio de las denuncias se registraron entre parejas separadas. Casi el 70% de las denunciantes eran españolas. Andalucía (14.248), Madrid (9.942) y Valencia (9.027) registraron el mayor volumen de denuncias. Las estadísticas también revelan que 10.801 hombres denunciaron a mujeres por malos tratos.

Los asesinos, ni locos ni bebidos

Los hombres que matan a sus parejas o ex parejas no son  locos ni alcohólicos, y ejecutan sus crímenes con brutalidad. Son algunas de las conclusiones de un informe del CGPJ, que ha analizado 147 sentencias dictadas entre 2001 y 2005.

Motivo del crimen: Sólo en el 6% de los casos el tribunal dictó que el crimen se produjo por una alteración psíquica y en otro 3,4% el alcohol y las drogas fueron atenuantes.

Brutalidad: En el 64% de las sentencias, los maltratadores fueron condenados por asesinato, es decir, con alevosía y ensañamiento. Las principales armas son cuchillos y manos.

El agresor: Tiene entre 35 y 45 años. El 27% es extranjero (casi el mismo porcentaje que las víctimas). El 80% de los crímenes se produjeron en el domicilio de la víctima. El 64% de las parejas tienen hijos y en el 13% de los casos éstos han presenciado la agresión.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento