La Jungla, uno de los poblados que aún quedan en Madrid
La Jungla, uno de los poblados que aún quedan en Madrid
Desde marzo de 2006 han sido derribadas 136 chabolas

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Mariano Zabía, afirmó ayer que sería una política "ambiciosa pero realista" pensar en la erradicación del chabolismo en la Comunidad de Madrid en la próxima legislatura, después del desalojo emprendido de El Salobral , en el distrito de Villaverde.

Zabía señaló que desde marzo de 2006 han sido derribadas 136 chabolas y se han realojado a sus habitantes, de modo que ya se ha desmantelado la mitad de este poblado, considerado el último enclave importante en Madrid.

"Si se excluyen las Barranquillas, que es un problema policial, no de vivienda, los enclaves que quedan son pequeños y dispersos", apuntó.

En total, en la región quedan unas 1.000 chabolas, de las que un tercio corresponde a El Salobral

De hecho, en la Comunidad de Madrid ya sólo quedan una decena de núcleos chabolistas, entendiendo como poblados la existencia de más de 15 chabolas, en su mayoría en la capital, donde los más importantes son El Salobral, Mimbreras, La Quinta, Cañaveral, Santa Catalina, Ventorro, Cañada de las Canteras.

En total, en la región quedan unas 1.000 chabolas, de las que un tercio corresponde a El Salobral, por lo que su desaparición reducirá en principio el problema del chabolismo de forma notable.