Decepción para las familias de los muertos en Srebrenica
Dos mujeres lloran delante de la sede de la Corte Internacional de Justicia, en La Haya. REUTERS

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) sentenció el lunes que no puede atribuirse el crimen de genocidio por la matanza de Srebenica en 1995 al Estado de Serbia y Montenegro, entonces República Federal de Yugoslavia.

En su lectura del fallo, la presidenta de la Corte, la británica Rossalyn Higgins, achacó en cambio a Belgrado el no haber hecho nada para prevenir la matanza en esta ciudad bosnia, en la que unos 8.000 musulmanes varones fueron asesinados.

Higgins confirmó que en Srebrenica se cometió un genocidio, que sí tenía la intención de destruir a los musulmanes bosnios.

En su demanda, Bosnia acusa a Serbia de haber violado la Convención de Prevención de Genocidio de 1948, que fue adoptada por la ONU tras la persecución y asesinato masivo de judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

Será la primera ocasión en que La Haya se pronuncie en un caso basado en Convención de Prevención de Genocidio

Esta será la primera ocasión en que la CIJ, con sede en La Haya, se pronuncie en un caso basado en ese Tratado.

Una resolución que llega 14 años después

Cuando Bosnia presentó el contencioso contra Serbia y Montenegro (entonces todavía Yugoslavia) en 1993, argumentó que ese país, en guerra con Bosnia entre 1992 y 1995, pretendía la "destrucción del Estado bosnio y la exterminación de sus gentes", según la denuncia inicial.

La guerra de Bosnia costó la vida a alrededor de 200.000 personas, en su mayoría musulmanes, y se produjeron masacres como la del enclave de Srebrenica, donde en 1995 y tras una ofensiva serbia perdieron la vida más de 8.000 varones musulmanes.

El equipo legal bosnio en La Haya, integrado por abogados bosnios musulmanes y de otros países, presentó la matanza de Srebrenica como prueba crucial de que en Bosnia se cometió genocidio durante la guerra.

Condena por genocidio a Krstic

El Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), también con sede en La Haya, ya condenó a 35 años de cárcel por genocidio en relación con esa matanza al ex general serbobosnio Radislav Krstic.

El ex general serbobosnio Radislav Krstic fue condenado por el genocidio de Srebrenica
En el caso de Kristic los jueces del TPIY sentaron precedente de jurisprudencia al afirmar que en Srebrenica se cometió el crimen de genocidio, pero la CIJ no tiene por qué seguir la línea marcada por el Tribunal para Yugoslavia.

Los representantes bosnios, además de pedir la condena de Serbia y Montenegro por genocidio, reclaman también una alta indemnización por los daños materiales causados durante la guerra que, según algunos cálculos, podrían alcanzar varios miles de millones de euros.

Por su parte, Belgrado niega la acusación de genocidio y recalca que la Convención de 1948 no incluye la posibilidad de conceder indemnizaciones.

Durante la vista oral, los representantes legales de Serbia argumentaron, además, que la CIJ no tiene competencia en este caso porque Bosnia no era un miembro de la ONU en el momento de presentar la denuncia.