El mandatario dijo que el gobierno espera poder capturar pronto a otros dos involucrados en el crimen después de que el jueves fueron arrestados cuatro policías guatemaltecos.

'El último informe que he recibido es que (la responsable de los crímenes) es una banda de narcotraficantes con lazos en ambos países y en la que están incrustados elementos de la Policía Nacional Civil de Guatemala', dijo Berger a los periodistas en una visita a México.

'Ya hay cuatro capturas y esperamos dos más en las próximas horas. Serán sometidos a las leyes de Guatemala, el lugar donde se cometió el hecho', añadió.

Berger dijo desconocer si algunos policías de El Salvador están involucrados en los asesinatos, que causaron conmoción en la clase política de ese país y llevaron a un duelo nacional de tres días decretado por el Congreso salvadoreño el martes por la tarde.

Entre los policías detenidos está el jefe de la unidad especial contra el crimen organizado de Guatemala, Luis Herrera, después de que el sistema por satélite de su vehículo revelara que estuvo en el lugar donde fueron secuestrados y asesinados los parlamentarios.

La policía está buscando a otros dos oficiales de policía, que supuestamente forman parte del grupo de Herrera.

Los diputados asesinados, Eduardo D'Aubuisson, William Pichinte y José Ramón González, eran diputados por El Salvador en el Parlamento centroamericano regional, que trabaja en Guatemala, y representaban a la derechista ARENA (Alianza Republicana Nacionalista).

Tanto el parlamento regional como la policía de Guatemala han estado envueltos en escándalos de tráfico de drogas en los últimos años. Algunos diputados han sido acusados de usar su posición oficial para hacer contrabando con narcóticos.

D'Aubuisson era el hijo del fundador de ARENA, Roberto D'Aubuisson, quien está acusado de encabezar escuadrones de exterminio durante la guerra civil de la década de 1980. *.