Chapas de Coca-Cola
Chapas de botellas de Coca-Cola. FORBES

El alcalde de Fuenlabrada, Manuel Robles (PSOE), ha atribuido a la "reforma laboral del PP" el cierre de la embotelladora de Coca-Cola en la localidad, ya que, según ha argumentado, "permite que las empresas hagan Expedientes de Regulación de Empleo (ERES) con el único objetivo de obtener más beneficio a costa de los trabajadores y de sus familias".  

Confiamos en que los responsables de Coca Cola encuentren la vía posible para mantener el empleo en nuestra ciudad El regidor, que ha manifestado su "total apoyo" a los trabajadores de Coca-Cola Iberian Partners (antigua Casbega), ha adelantado que mantendrá una reunión con el comité para analizar la situación laboral, ante la decisión planteada por la empresa, con el objetivo de evitar el cierre de la planta de esta factoría, que "es una de las más antiguas e importantes de Fuenlabrada".

En este sentido, Robles ha hecho un llamamiento a la Dirección de la compañía para que "estudie todas las alternativas posibles que impidan el cierre y mantenga la actividad".

"Confiamos en que los responsables de Coca Cola encuentren la vía posible para mantener el empleo en nuestra ciudad, tal como ha sucedido en otras industrias en las que el Ayuntamiento ha realizado labores de mediación", ha señalado.

El Expediente de regulación de empleo anunciado por Coca-Cola Iberian Partners, la filial española de esa multinacional, afectará finalmente a 1.253 empleados, el 32,67% de su plantilla, que quedará formada por 3.063 personas.

Según la documentación entregada por la dirección de la empresa a los sindicatos, de los 1.253 trabajadores afectados por el ERE, 772 serán despedidos y otros 481 estarán sujetos a medidas de movilidad.

Consulta aquí más noticias de Madrid.