Directivos
Trabajadores reunidos ARCHIVO

Los salarios en España —contabilizados como costes salariales totales— han acumulado un año seguido de caídas, el mayor periodo ininterrumpido de descensos de toda la serie histórica desde que el INE recopila la estadística. Esta caída, sin embargo, no se reparte ni mucho menos por igual entre todos los sectores económicos, lo que desde el inicio de la crisis ha abierto una cada vez mayor brecha salarial entre los estratos sociales con mayores remuneraciones y el resto.

La evolución de los salarios no se reparte, ni mucho menos, de forma equitativa entre las clases sociales El salario medio de los directivos españoles se incrementó un 16,9% entre 2007 y 2013; en ese mismo lapso de tiempo, los sueldos de los empleados de base crecieron prácticamente la mitad (un 8,78%) y los de los puestos intermedios menos de una tercera parte (4,9%). Son datos del informe Evolución Salarial 2007-2013 elaborado por la escuela de negocios Eada y la consultora de recursos humanos ICSA.

Si tenemos en cuenta que en estos últimos siete años el alza de los precios acumulada ha sido del 13,5%, las cúpulas directivas españolas han sido los únicos asalariados que no solo no han perdido poder adquisitivo durante la crisis, sino que han incrementado su parte del pastel. Solo en 2013 aumentaron sus retribuciones un 6,9%, frente a los descensos registrados por empleados (-0,47%) y mandos intermedios (-3,18%), según este estudio, basado en un análisis de unos 80.000 salarios de empleados por cuenta ajena.

La recesión económica, de la que España acaba de salir en los dos últimos trimestres, está afectando "duramente a clases medias y trabajadores, que cada vez son más difíciles de distinguir salarialmente", sostiene Ernesto Poveda, presidente de ICSA Grupo. En su opinión una enseñanza de la crisis es que hay que apostar por modelos retributivos menos rígidos, más adaptables. "Es urgente y necesario que empresas y trabajadores reformulen sistemas de retribución que incluyan otros conceptos variables, extrasalariales y también no estrictamente económicos", defiende también Jordi Costa, profesor de Eada.

Los sueldos más altos, para la industria

Los directivos de la industria, de media, perciben 81.800 euros anuales; los empleados del comercio y turismo, apenas llegan a 17.400 € Comparativamente, los salarios medios más altos los perciben los directivos de sectores industriales, con un importe medio de 81.834 euros anuales. Tras ellos se sitúa la banca, que retribuye a sus más altos cargos con una media de 78.246 euros. Construcción (77.250), Servicios (75.756) y Comercio y Turismo (74.647) son, en este orden, el resto de sectores. Muy distinta es la situación entre los cargos intermedios y los trabajadores de base.

Los mandos menores con mejor salario medio son los que trabajan para la banca y los seguros. Perciben remuneraciones superiores a los 39.000 euros, de media. Una cuarta parte más bajos son los sueldos que ganan sus homólogos en actividades comerciales y turísticas, que se embolsan una cantidad apenas superior a los 30.000 euros anuales brutos. Más precaria es la coyuntura para los empleados de base, cuyos salarios medios oscilan entre los 22.952 euros de la banca, y los 17.398 del Comercio.

Se duplica la pobreza severa

"La crisis desencadenada en 2008 está empeorando las condiciones de vida de la mayoría de la población, y lo hace de forma desigual, pues afecta en menor medida a quienes estaban mejor antes de que la crisis comenzara". Esta es una de las principales conclusiones del informe ¿Cómo afecta la crisis a las clases sociales?, elaborado por José Saturnino Martínez y publicado por la Fundación Alternativas.

Los resultados del estudio, que clasifica las clases por niveles de renta, indican que en 2011 (últimos datos del mismo) había disminuido la proporción de hogares con rentas por encima de la mediana; es decir, por encima del nivel situado en la mitad de la escala. Además, se había duplicado el porcentaje de hogares en situación de pobreza severa (pasó del 3,7% al 8%). Es decir, se reduce la clase media-alta y la media, y aumentan las clases bajas, que sin embargo son las más perjudicadas por la crisis.

Pero una brecha necesita dos lados, y en el otro están las clases sociales más ricas, que según la Fundación Alternativas ha logrado mantener su proporción "prácticamente constante" desde el inicio de la crisis. "Vemos un país en el que las oportunidades vitales varían considerablemente según los recursos socioeconómicos disponibles, en el que las personas en ocupaciones de cuello azul, empleos poco cualificados y profesionales de nivel medio y bajo pierden más (...) mientras que los que mejor aguantan son los profesionales más cualificados y los directivos", señala Martínez.

No solo los altos salarios se han visto reforzados durante este periodo recesivo en España; también los grandes patrimonios, aquellos que son ricos de verdad. El número de millonarios españoles (quienes tienen al menos un millón de euros de patrimonio) se incrementó en 47.000 personas en el último año, un 13%, según el banco suizo Credit Suisse. Este auge de los más favorecidos ha facilitado que, entre otras cosas, se haya disparado en 2013 el número de nuevas Sicav, las sociedades de inversión —teóricamente— colectiva que tributan al 1% y son utilizadas frecuentemente por los más ricos para reducir su carga fiscal.