Incendio en el Tíbet
Gente huyendo del incendio en la ciudad de Dukezong, en la región de Shangri-la. EFE

El incendio que el pasado fin de semana destruyó el milenario pueblo de Dukezong, en la comarca de Shangri-la, fue provocado por un fallo eléctrico en un hostal, anunciaron las autoridades locales tras dos días de investigaciones.

Lo primero en arder por el cortocircuito fueron unas cortinas de la pensión Ruyi, cuyo dueño, de apellido Tang, "hizo un uso descuidado" de la red eléctrica, señalaron las autoridades, citadas este martes por la prensa oficial.

Cerca de 300 casas y establecimientos quedaron destruidos por el incendio, que no causó víctimas pero destruyó un importante patrimonio cultural y religioso, recordó la agencia Xinhua.

El fuego tardó nueve horas en ser extinguido y obligó a evacuar a miles de personas.

La localidad de Dukezong, situada en la provincia meridional de Yunnan, era un importante atractivo turístico de la comarca de Shangri-la, antes llamada Zhongdian. Cambió su nombre la pasada década para atraer más visitantes.

También habitada por otras etnias minoritarias, como los lisu, los yi y los naxi, la ciudad fue construida hace 1.300 años y aún conservaba algunas de las más antiguas viviendas.

El incendio es el segundo que daña el importante patrimonio histórico tibetano en pocos días, ya que la semana pasada el fuego también destruyó un importante monasterio budista en la provincia de Sichuan, al norte de Yunnan.