Javier Pagola ha anunciado esta tarde su cese como alcalde de Calahorra "por responsabilidad, convencimiento y motivos personales", según ha dicho en el transcurso de una rueda de prensa convocada en el Parador de Nacional de esta ciudad a las ocho de la tarde y en la que se ha informado también del relevo en la Alcaldía que tomará el actual portavoz del Grupo Municipal Popular, Luis Martínez-Portillo.

El anuncio se ha producido tras informar de ello a la Junta Local del Partido Popular y mantener una multitudinaria asamblea con afiliados y alcaldes riojanos a la que han asistido también el secretario general del PP en La Rioja, Carlos Cuevas; el presidente del Parlamento riojano, José Ignacio Ceniceros y el consejero de Presidencia y Justicia, Emilio del Río, entre otras figuras destacadas del partido en La Rioja.

Javier Pagola hará efectiva su renuncia este miércoles a primera hora en el Ayuntamiento y de inmediato se pondrán en marcha "los mecanismos previstos para estos casos", si bien oficialmente ostentará la Alcaldía hasta el Pleno extraordinario que en sus atribuciones, ha señalado para el sábado 18 de enero, a las 12 del mediodía.

No obstante, Pagola seguirá ejerciendo su cargo de senador popular por La Rioja hasta agotar la legislatura.

EMOCIONADO

En una alocución serena pero no exenta de momentos de emoción y flanqueado por Carlos Cuevas y Luis Martínez-Portillo, Javier Pagola ha agradecido en primer lugar la presencia de sus afines y ha explicado su renuncia diciendo que cesa en su cargo "por responsabilidad, convencimiento y motivos personales", negando en todo momento que haya existido algún hecho concreto o presión de algún tipo que le haya obligado a tomar esta decisión.

En varios pasajes de su intervención ha argumentado: "tengo 68 años (..) durante 23 años me he dedicado a poner el programa del PP al servicio de Calahorra a la que he dado un tercio de mi vida (..) Creo que todos tenemos un momento para retirarnos y ese momento ha llegado (..) y es hora de que dedique más tiempo a mi familia (..). Es un momento en el que hay un grupo de gobierno fantástico y perfectamente preparado para continuar con la labor del Partido Popular para mejorar la vida de los calagurritanos".

En un determinado momento, el alcalde y senador ha confesado que antes de presentarse como candidato a las últimas elecciones municipales tuvo algún momento de duda.

Sin motivos políticos

Insistiendo en la existencia de alguna otra razón de tipo político que haya sido determinante en su renuncia, como el mayor desgaste al que ha sido sometido por la oposición en esta última etapa, Pagola ha venido a decir que no existe en ciernes ninguna acción de tipo judicial contra él.

"Sólo ha habido falsedades y si hubiera existido la más mínima posibilidad de llevarme al juzgado, lo hubieran hecho como ya ocurrió cuando me acusaron de envenenar a los niños de Calahorra; porque lo que no pueden conseguir por la vía política lo quieren conseguir por medio de los juzgados, sin éxito", ha dicho. Recordaba así Pagola el caso de la aparición de un herbicida en el agua de boca de Calahorra y otros momentos difíciles en su Alcaldía.

En el balance positivo, Javier Pagola ha dicho que no se le ha quedado ninguna espina clavada en el desarrollo de su gestión y ha destacado como realización más notable la consecución del Hospital de Calahorra cuya puesta en marcha ha calificado de "momento histórico". También ha dicho estar orgulloso de sus casi 19 años como alcalde y de su legislatura en la Oposición entre 1991 y 1995 y tranquilo porque "sé que Luis Martínez-Portillo continuará con el proyecto del PP y con el mismo liderazgo".

Pagola ha finalizado su intervención agradeciendo el apoyo de sus compañeros de partido y de todo el pueblo de Calahorra diciendo que se ha sentido "arropado por magníficos equipos humanos (...) y el trabajo me ha sido devuelto en forma de cariño por los calagurritanos" y ha destacado las figuras de Ernesto Ortega, antiguo concejal veterano "que fue mi maestro cuando entré en el Ayuntamiento" y de Luis Martínez-Portillo al que ha calificado como su amigo y compañero en buenos y malos momentos y del que ha dicho está sobradamente cualificado para relevarle.

Precisamente este concejal ha destacado el cambio de Calahorra "con la apertura del hospital, la ocupación del Polígono de Tejerías por empresas, la creación del hipermercado Eroski y el Área Recreativa y Comercial de Calahorra, la restauración del Teatro, la mejora del casco antiguo y su patrimonio y la introducción de servicios que han llevado a Calahorra de tener 18.000 habitantes a los 25.000 actuales".

El concejal portavoz y delegado de Urbanismo deberá ser elegido por el Pleno nuevo alcalde el día 18 de enero con los votos mayoritarios de su partido y ha presentado su trabajo y su experiencia en muy variadas concejalías como aval para la labor que asumirá en breve.

Asumir responsabilidades

Preguntado por su intención de ser además de alcalde sustituto nuevo candidato del PP en Calahorra para las próximas elecciones, Luis Martínez-Portillo ha dicho que "ahora no es importante quien se presentará como alcalde en las próximas elecciones" sino el hecho de que "quien asuma esa responsabilidad será capaz de llevar adelante la ciudad". Una cosa es cierta —ha añadido— como a Javier Pagola no vamos a encontrar a nadie".

Finalmente, Carlos Cuevas ha agradecido la entrega de Javier Pagola, ha comprometido el apoyo del Partido Popular para los proyectos de Calahorra y ha calificado al alcalde saliente como "un campeón de cinco estrellas por sus cinco legislaturas consecutivas gracias al voto mayoritario de los calagurritanos por la confianza del pueblo en Javier Pagola y su equipo.

En el orden político, el cese de Javier Pagola produce un vacío en la bancada popular que en principio y por riguroso orden de lista debe ocupar la número 14 de la candidatura electoral, Beatriz Moreno Fernández. Esta toma de posesión habría de producirse en el Pleno ordinario del mes de enero.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.