La Policía ha detenido en Gijón a un hombre de 36 años, tras agredir a varios clientes de un bar de la ciudad, y posteriormente a dos policías, al ser trasladado al calabozo de la comisaría.

Según la Policía, los hechos tuvieron lugar a las once y media del pasado tres de enero, en una calle del centro de la ciudad, donde los agentes acuden tras recibir una llamada que alertaba de que varios clientes de un bar de las inmediaciones habían sido agredidos por un hombre.

Una de las víctimas explicó a los agentes que un hombre al que no conocía de nada, le había propinado varios puñetazos, cuando se encontraba con su novia en el interior de una cafetería.

La Brigada de Seguridad Ciudadana localizó al autor, quien en ningún momento atendió los requerimientos de los agentes, intentando agredirles por lo que fue detenido y trasladado a dependencias policiales. Cuando fue ingresado en los calabozos volvió a agredir a dos agentes quienes tuvieron que ser atendidos por las lesiones leves que presentaban.

El arrestado había sido detenido en cinco ocasiones, cuatro de ellas por delitos contra el patrimonio y una por tentativa de homicidio. Ha sido puesto a disposición del juzgado de guardia.

Consulta aquí más noticias de Asturias.