La presidenta del Consell de Mallorca, Maria Salom, ha anunciado que la Institución insular liquidará este martes toda la deuda pendiente con los Ayuntamientos de la isla y los proveedores, para lo que destinará una partida global que ronda los 40 millones de euros.

Así lo ha señalado Salom en rueda de prensa, quien ha mostrado su satisfacción porque "a partir de mañana la deuda que deberá el Consell será de cero euros".

Según ha explicado, la liquidación de los pagos pendientes es posible gracias a la aportación extraordinaria de 83 millones de euros que realizó el Govern balear el pasado 31 de diciembre al Consell, "lo que ha permitido que en siete días hayamos podido organizarlo todo para poder saldar las deudas", ha precisado al respecto.

"Es una buena noticia porque hace muchos años que esta situación no pasaba", ha apuntado la presidenta del CIM, quien ha explicado que se pagarán facturas desde 2007 que, tal y como ha indicado, provienen de la pasada legislatura; del equipo de gobierno socialista en el Ayuntamiento de Palma, liderado por Aina Calvo, y el de Francina Armengol, cuando presidía el Consell de Mallorca.