Siete de cada diez trabajadores de las Islas Baleares se encuentran satisfechos con su actual empleo, según el estudio realizado por Randstad Workmonitor. Este hecho sitúa a los profesionales del archipiélago balear en línea con la media nacional (70%) y tres puntos porcentuales por encima de la internacional (67%).

Por comunidades autónomas, el ranking está encabezado por vascos (88%), canarios (83%) y aragoneses (80%), mientras que en el lado opuesto de la balanza se encuentran los castellanoleoneses (60%), gallegos (61%) y madrileños (64%).

En Europa, los empleados más satisfechos con su actual empleador se encuentran en Noruega (83%), Dinamarca (79%), y los Países Bajos (74%). El porcentaje más bajo se registró en Hungría, con solo un 43%, seguido de países como Grecia (51%) y Eslovaquia (59%).

En el resto del mundo, los empleados más satisfechos se registraron en la India (79%), México (78%), Canadá (74 %) y Malasia (73%); y los que menos en Asia, concretamente en Japón (38%), Hong Kong (48%) y China (51%).

Perfil del trabajador

El perfil del trabajador español más satisfecho con su trabajo actual es un hombre de entre 45 y 54 años de edad y con un nivel formativo medio.

Según el análisis, los hombres se muestran ligeramente más satisfechos con su actual empleo (73%) que las mujeres (68%). En cuanto a la edad, los trabajadores de entre 45 y 54 años (78%) y los de entre 18 y 24 años (77%) son los que con mayor énfasis mantienen esta percepción de mayor satisfacción.

En el caso de los más jóvenes, uno de los motivos que explican este hecho radica en que para la mayoría se trata de su primera experiencia laboral, lo que les permite ser más optimistas. En el lado contrario, los trabajadores con edades comprendidas entre los 35 y los 44 años de edad son los que menos perciben esta sensación, aunque lo apoya un 63% de los encuestados.

El estudio también establece diferencias en función del nivel formativo. Los profesionales con un nivel medio (74%) son los que más satisfechos se sienten con su actual empleo, seguidos de los que tienen estudios universitarios (70%) y un bajo nivel de formación (69%).