La Guardia Civil ha detenido a una mujer de 31 años por el parricidio de su madre, de 54, a la que atacó con un hacha este miércoles en el domicilio familiar la localidad toledana de Mazarambroz.

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha informaron de la agresión, ocurrida por la mañana, y añadieron que la víctima, que ingresó en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo con heridas en cara, cabeza, cuello y brazo, murió horas después mientras era intervenida.

La fuente consultada indicó que la presunta parricida, identificada como C.H.S., sufría trastornos mentales.

Fue ella misma quien, al parecer, avisó de los hechos a la Policía Local de Toledo mediante una llamada telefónica y quien confesó a los agentes que había discutido con su madre, F.H.M.