El Gobierno tilda de "repugnante" el "aquelarre" en el que participarán etarras excarcelados

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en una rueda de prensa.
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en una rueda de prensa.
J.J. Guillén / EFE

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado este viernes que el acto convocado mañana en Durango (Vizcaya) por los presos etarras excarcelados por el fin de la doctrina Parot es "repugnante", porque si finalmente se celebra participarán terroristas "sin el más mínimo arrepentimiento".

En la rueda de prensa posterior a la presentación del balance de siniestralidad en carretera en 2013 y preguntado sobre la convocatoria de los presos etarras excarcelados recientemente, el ministro ha asegurado que la prohibición o no de este acto está ahora en manos de la Audiencia Nacional.

Lejos de consideraciones jurídicas, Fernández Díaz ha calificado de absolutamente "repugnante" este acto que pretende celebrarse en un antiguo matadero por personas que si bien están libres, en ningún momento se han arrepentido de los crímenes, no se han desvinculado de ETA y no han pedido perdón.

"El lugar donde se ha convocado el aquelarre es un antiguo matadero. No sé si lo eligieron con ese conocimiento previo pero va muy buen para el caso", ha declarado Fernández Díaz en una rueda de prensa en la sede de su Departamento para hacer balance de los datos sobre seguridad vial.

También el PP ha opinado sobre el acto convocado en Durango en el que van a participar 63 expresos de ETA liberados tras la derogación de la retroactividad de la doctrina Paroto. El partido espera que las fuerzas de seguridad encuentren "pruebas contundentes" que "eviten" su celebración.

El secretario general del grupo popular en el Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro considera que de celebrarse supondría "una humillación a las víctimas del terrorismo". "A nosotros nos gustaría que no se realizara, no se debe permitir un acto de homenaje de personas, de etarras, que han salido de la cárcel pero que llevan a sus espaldas un pasado de asesinato y de terror", ha señalado el dirigente popular en alusión a esta convocatoria organizada por el Colectivo de Presos Políticos Vascos (EPPK).

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha pedido informes a la Ertzaintza, la Policía Nacional y la Guardia Civil sobre este acto.

El PNV ha considerado que el acto se ajusta a la legalidad, si bien ha abogado por "desterrar" actuaciones que "puedan generar dolor". El portavoz del PNV en el Senado, Jokin Bildarratz, ha distinguido entre una lectura desde un punto de vista jurídico y una valoración ética-política en relación con lo que se vaya a hacer en dicho acto.

Desde un aspecto jurídico, Bildarratz ha evidenciado que se trata de un número importante de expresos "que han terminado su condena" y son "personas libres, con todos sus derechos civiles", para hacer uso de ellos en la sociedad "como el resto de los ciudadanos", que "han pedido un espacio para celebrar una rueda de prensa" y manifestarse sobre el último comunicado del colectivo de presos de ETA EPPK.

Por su parte, la portavoz de los socialistas vascos, Idoia Mendia, ha opinado que el acto podría "rozar" el delito de enaltecimiento del terrorismo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento