Cruz Roja y Jugueterías Nikki han logrado recaudar 60.000 euros en juguetes que serán repartidos entre los niños y niñas de Canarias cuyas familias se encuentran en una situación de vulnerabilidad.

La campaña 'Ningún niño sin juguete', que ha tenido lugar los días 27, 28 y 29 de diciembre, se ha desarrollado en las tiendas de Jugueterías Nikki, donde voluntarios de Cruz Roja se encargaron de recoger cerca de 3.000 juguetes nuevos donados por los ciudadanos y otros 3.000 por parte de la cadena.

El objetivo de esta iniciativa ha sido apoyar a las familias con dificultades económicas que no pueden asumir estos gastos en Navidad y lograr que todos los niños y niñas puedan disfrutar de estas fechas en igualdad de condiciones.

A esta campaña, que se enmarca dentro del Llamamiento de Ayuda lanzado por Cruz Roja 'Ahora + que nunca', se suma la recogida y distribución de alimentos y kits de higiene, además de otras recolectas de juguetes que la Institución está llevando a cabo en toda Canarias durante este periodo navideño gracias al apoyo de empresas privadas, entidades públicas y asociaciones.

El presidente de Cruz Roja en Canarias, Gerardo Mesa, ha trasladado su agradecimiento a Jugueterías Nikki por la "ejemplar labor" que ha demostrado con esta iniciativa; a la población, que "una vez más ha apoyado la labor social de la organización", y a los voluntarios y personal laboral de Cruz Roja por su "valiosa implicación".