Manos Limpias también ha pedido este martes "celeridad" en la causa que instruye el caso de las irregularidades detectadas en expedientes de regulación de empleo (ERE) tramitados por la Junta de Andalucía pero ha advertido de que dicha "urgencia" no puede conllevar "el que muchos presuntos" responsables "se queden fuera, impunes y sin soltar lo que se han llevado".

De este modo ha reaccionado la organización, a través de un comunicado, a las declaraciones realizadas por el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, quien ayer aseguró que "no existe ningún motivo" para que los expresidentes de la Junta José Antonio Griñán y Manuel Chaves sean imputados, pidió "agilidad" en la instrucción del caso y criticó los "vaivenes de ida y vuelta" de la juez Mercedes Alaya durante el procedimiento.

Manos Limpias ha rechazado "frontal y enérgicamente" las declaraciones de la clase política acerca de la instrucción judicial del caso así como la pretensión de algunos de "defender lo indefendible en vez de denunciar las prácticas vergonzantes e ilegales que se producen en su seno y que tanto desprestigio les está ocasionando".

"A estos políticos les conminamos a que defiendan los intereses de quienes representan que no son otros que los de los ciudadanos en vez de hacer corporativismo de casta y encubrir a innombrables", añade el coordinador de Manos Limpias, Arnaldo Fernández. En su opinión, para esta labor es para la que se necesita "celeridad, urgencia e infatigable dedicación".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.