La cabalgata de los Reyes Magos de Guadalajara, que se celebrará el próximo domingo y que cuenta con un presupuesto de 100.000, regresa al Casco Histórico de la ciudad, y de nuevo estará acompañada de un gran Belén viviente que estará representado por unas 400 personas y casi 200 animales como ocas, burros, ovejas, caballos o mulas.

Contará con siete carrozas, las primeras de ellas la Estrella de Navidad, La Anunciación, y Herodes, que corresponden a los tres Reyes Magos, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Además, no faltará la música tradicional de comparsas, grupos tradicionales de la provincia y ambientación de las distintas escenas que se recrearán en este Belén Viviente que ambienta la época en la que nació Jesucristo de la manera más fiel posible.

La decisión de devolver el desfile al Casco está motivada por las obras del Eje Cultural y también por la apuesta que ha realizado el Ayuntamiento de Guadalajara para que la actividad navideña se concentre en el centro de la capital recogiendo las demandas de los comerciantes de la zona.

Los Reyes Magos partirán a las 18.00 horas desde la calle del Río, que permanecerá cerrada al tráfico durante todo el día, para iniciar el recorrido de la cabalgata en la calle Madrid hasta la plaza de los Caídos.

Ahí, se desviarán respecto al recorrido de los últimos años para tomar la calle Miguel Fluiters, ascender por toda la calle Mayor y recorrer por ambos lados todo el Paseo del Doctor Fernández Iparraguirre para desembocar en la explanada de la iglesia de San Ginés.

Efectivos de la Policía Local y Protección Civil se distribuirán en aquellos puntos más sensibles del recorrido para evitar que se produzcan incidentes. Además, las concejalías de Festejos y Seguridad han incrementado el número de personas que rodean las carrozas para evitar que cualquier persona, principalmente niños, puedan salir al paso de las mismas.