La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado una investigación para esclarecer el incendio de varios de contenedores de basura y vidrio en Lorquí, así como la colocación de obstáculos en la vía férrea que paralizó el tráfico de trenes, que se ha saldado con la identificación e imputación de ocho menores de edad como presuntos autores de los delitos de daños y desorden público.

La madrugada del pasado 1 de noviembre, coincidiendo con la celebración de la fiesta de Halloween, la Guardia Civil y el Parque de Bomberos de Molina de Segura, así como de la Policía Local de Lorquí tuvieron que realizar una actuación coordinada por los incendios que se produjeron en distintos lugares del casco urbano de la localidad, ya que existía riesgo de que el fuego afectara a vehículos estacionados y viviendas de los alrededores.

Paralelamente a los incendios también se produjeron altercados en el tráfico férreo por la colocación de objetos en las vías de ferrocarril, que ocasionaron la detención temporal del tráfico de trenes.

Una vez sofocados los incendios y restablecido el tráfico ferroviario, la Benemérita inició la investigación para esclarecer estos hechos delictivos con la identificación, detención y puesta a disposición judicial de los autores.

Tras estos altercados presuntamente se encontraba un grupo de jóvenes que se habían reunido para organizarse y coordinar la comisión de los hechos delictivos.

El grupo estaba integrado por ocho jóvenes, todos menores de edad, que planificaron minuciosamente cómo llevar a cabo los altercados para 'celebrar' su particular fiesta de Halloween.

Durante su actuación vistieron prendas con capucha y gorras para dificultar su identificación a los investigadores y dieron falsos avisos a la Policía Local para evitar que las patrullas de servicio se encontraran próximas a los lugares donde originaron los incendios, y así esquivar su posible detención.

Una vez identificados todos los integrantes del grupo y obtenidos todos los indicios necesarios, durante los últimos días se ha procedido a la imputación de ocho menores de edad como presuntos autores de los delitos de daños y desorden público, los cuales han quedado a disposición de la Fiscalía de Menores de Murcia.

Consulta aquí más noticias de Murcia.