El portavoz del Comité de Empresa de Navantia Ferrol, Ignacio Naveiras, ha señalado lamentado el nuevo retraso conocido este lunes en la adjudicación por parte de Pemex de los dos floteles, a los que optan la empresa pública y el astillero vigués de Hijos de J. Barreras, sobre lo que ha indicado que se trata de algo que "no es muy habitual", si bien ha puntualizado que "el cliente es soberano" y "compra cuando quiere comprar".

En declaraciones a Europa Press, Ignacio Naveiras ha resaltado que de momento el Comité no dispone de información sobre el motivo del retraso decidido por Pemex en la adjudicación prevista para este mismo lunes.

En referencia a Pemex, ha manifestado que se trata de contratos "complejos" y en los que entran "muchas cuestiones políticas y económicas", si bien ha puntualizado que, aunque la espera hasta la próxima fecha, fijada en enero, "ahora va a ser corta", cuatro "aplazamientos no es algo muy habitual".

Naveiras ha hecho referencia al anuncio que antes de las elecciones autonómicas de 2012 había realizado el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, sobre el acuerdo para la construcción de los dos floteles.

En este sentido, ha reiterado que el retraso decidido por la petrolera "confirma" que aquel anuncio realizado "a bombo y platillo no tenía ninguna base ni política ni empresarial" y "se hizo para conseguir votos y calmar a la ciudadanía en período electoral".

Situación "preocupante"

La situación del sector naval de la zona de Ferrolterra sigue siendo "preocupante", un mes después de que los astilleros de Navantia Ferrol y Fene se quedasen sin ningún barco en construcción tras la salida del segundo y último buque anfibio construido para Australia, el '"LHD Adelaida'.

"Los trabajadores están en tensión, más de 3.000 dejaron ya las factorías y los subsidios se están agotando, y la economía de la comarca pivota sobre el naval", ha alertado.

Inicialmente estaba previsto que Pemex Exploración y Producción (PEO) diese a conocer el fallo en torno a las 17.00 horas de este lunes (hora mexicana, a partir de la medianoche en España), y que el contrato se formalizase en las primeras dos semanas de enero.

La última fecha de adjudicación del concurso, en el que compiten los astilleros gallegos Barreras (ahora en manos de la petrolera mexicana, que adquirió el 51 por ciento de su capital) y Navantia-Ferrol, fue fijada tras varios retrasos.

Navantia y Barreras compiten con otras 10 propuestas para construir los buques floteles de la petrolera mexicana Pemex. Los astilleros gallegos, que se han presentado en una alianza defendida por PMI, se enfrentan a proyectos liderados por nueve grupos mexicanos y uno de capital español —Dragados Offshore—.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.