La revisión del Padrón municipal publicada este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) refleja que Baleares ha perdido un total de 7.765 habitantes, un 0,69 por ciento de la población, y que en concreto, en Mallorca han disminuido en 11.384 habitantes (-1,30 por ciento) y que Ibiza ha ganado un total de 2.997 habitantes (2,18 por ciento).

En términos generales, la población de Baleares alcanzó a 1 de enero de 2013 los 1.111.674 habitantes, frente a los 1.119.439 que dio la revisión padronal en 2012, lo que supondría una caída de 7.765 habitantes o una caída porcentual del 0,69 por ciento, por encima de la media española donde la población cayó un 0,29 por ciento.

Respecto al resto de islas, Formentera ganó 617 habitantes, ya que se ha pasado de 10.757 habitantes en 2012 a 11.374 habitantes en 2013 (+5,7 por ciento) y Menorca ha aumentado en cinco habitantes, pasando de 95.178 en 2012 a 95.183 en 2013, una variación del 0,01 por ciento.

Respecto a las cifras desagregadas de Mallorca, ésta ha pasado de 876.147 habitantes el año pasado a 864.763 habitantes en 2013, lo que supone una variación absoluta de -11.384 habitantes y una variación relativa del -1,30 por ciento.

En Ibiza, por su parte, el número de habitantes pasa de 137.357 en 2012 a 140.354 en 2013, lo que representa una caída de 2.997 habitantes y una variación relativa del

2,18 por ciento.