Oona Chaplin
La actriz Oona Chaplin durante el 'photocall' de la presentación de la película '¿Para qué sirve un oso?', dentro del 14º Festival de Cine Español de Málaga. Daniel Pérez / Efe

Oona Chaplin, hija de Geraldine y nieta de Charles, se estrena como protagonista en el largometraje Purgatorio, una cinta de terror del debutante Pau Teixidor que nace de un proyecto experimental y único, a partir de la unión de un guion y un director.  Según han indicado Jesús Ulled, de CINE365, y Enrique López Lavigne, de Apaches, se seleccionaron un guión y un director ganadores del proyecto Tu Talento CINE 365 FILM, al que se presentaron más de quinientos aspirantes, con la idea de "crear algo nuevo".

"La industria del cine está cambiando", ha apuntado Ulled, impulsor de la idea y productor de la cinta junto a Atresmedia y Apaches, quien defiende que "hay que innovar, no en contra de la industria, pero hay que hacer algo", como buscar el apoyo de una operadora de telefonía móvil, en este caso, Orange, o inventando otro modo de distribución.

Queremos democratizar el proceso de selecciónUn sistema que no desvelarán hasta que esté montada la película, cuyo rodaje concluye mañana, y que pretenden estrenar en abril de 2014. López Lavigne asegura que Purgatorio supone un cambio "casi experimental sobre la visión del productor, del director y del guionista". "Lo que queremos es intentar democratizar ese proceso de selección y no dejarlo en manos de dos o tres personas, sino dar la opción, en un mundo cada vez más globalizado, de que esos proyectos estén en la red, que estén vinculados y hacer un proceso de selección distinto", señala. Después, aclara, el proceso de construcción es "el mismo, con su montaje, postproducción y demás", y todo el mundo cobrará por su trabajo.

Se "enamoró" del director

López Lavigne explica que, en un principio, se pretendía hacer también un "casting on line", pero en este caso las dificultades sobrepasaban a las ventajas. De este modo, detalla, se eligió como protagonista a Oona Chaplin, tanto por su juventud como por el peso de su apellido.

"Estaba rodando una serie en Inglaterra, de llorar mucho, sobre la II Guerra Mundial, y me ofrecieron este guion, que era de sufrir mucho", señala la actriz, quien aclara que, aunque hubiera preferido cambiar de registro, se "enamoró" del director, que es "de una sensibilidad, sentido del humor e inteligencia muy únicos". Teixidor es de una sensibilidad, sentido del humor e inteligencia muy únicos

Cuenta que interpreta a Marta, una mujer "callada, muy sufrida, que ha tenido un trauma muy gordo y no sabe salir del mismo". Cuando se muda de casa con su marido, una vecina le pide que cuide sola de su hijo, un niño de 12 años (Sergi Méndez) que "empieza a jugar conmigo de manera brutal".

La actriz, a la que el público español conoce desde su aparición en ¿Para qué sirve un oso?, reconoce que no le gusta mucho el cine de género, "sobre todo por los sustos: me parece fácil, ligero, carente de imaginación, pero esta historia es como cuando alguien te cuenta que ha visto un fantasma y te lo dice de verdad. Eso estamos contando, algo que ha pasado de verdad".

Contenta, porque nada más terminar este proyecto viaja a EE.UU. para rodar con Paul Giamatti la serie The Hawk, la actriz asegura que no hay proyecto pequeño, por pequeño que sea el presupuesto.  "Mi madre me dio el consejo de pensar que, cada vez que filma una cámara, eso se queda ahí para siempre, y por eso toda toma tiene que ser la mejor de tu vida".

Afirma que el mayor susto de su carrera fue quedarse un tiempo sin trabajo, pero ahora celebra "tener suerte y poder permitirse el lujo de elegir", porque le gusta su trabajo, que entiende como "un ejercicio de iluminación, de vida y de creación, y me encanta".