El restaurante del difunto Santi Santamaría pone punto y final a su historia con una subasta

  • Las más de tres décadas de Can Fabes como restaurante al frente de la innovación de la gastronomía tradicional catalana han acabado este lunes.
  • La familia del cocinero ha subastado utensilios del restaurante.
  • Algunas de las piezas más singulares han ido a parar a manos de cocineros de alto calibre como Nandu Jubany o Joan Roca, de 'El Celler de Can Roca'.
  • Àngels Serra, la viuda del cocinero, se ha mostrado afligida por dejar marchar objetos que la han acompañado a lo largo de los años.
Los cocineros, Joan Roca, Oscar Velasco, Romain Fornell, Jean Luc Figueras y Nando Jubany, posan con algunos de los objetos del desaparecido restaurante Can Fabes, que han sido subastados en Barcelona, por la voluntad de la familia del difunto Santi Santamaría.
Los cocineros, Joan Roca, Oscar Velasco, Romain Fornell, Jean Luc Figueras y Nando Jubany, posan con algunos de los objetos del desaparecido restaurante Can Fabes, que han sido subastados en Barcelona, por la voluntad de la familia del difunto Santi Santamaría.
EFE

Vajillas, cuberterías, utensilios de cocina y mobiliario del restaurante Can Fabes, regentado por Santi Santamaría durante tres décadas hasta su muerte en 2011, han sido disputados en una puja entre amantes de la gastronomía y maestros de los fogones, como los cocineros Joan Roca o Nandu Jubany.

Las más de tres décadas de Can Fabes como restaurante al frente de la innovación de la gastronomía tradicional catalana han acabado este lunes "con la cabeza bien alta", han explicado durante el acto miembros de la familia del reconocido cocinero.

Regina Santamaría, hija de Santi Santamaría, ha dicho que la subasta, celebrada en el restaurante Caelis del Hotel Palace de Barcelona, "es un homenaje a la trayectoria" de su padre y quiere "ser un acto alegre" porque se dijo convencida de que todos los objetos estarán en manos de gente apreció a su padre o al restaurante Can Fabes.

"¡Año nuevo, vida nueva!", ha exclamado la hija de Santamaría, que ha afirmado que el restaurante era "la pasión" de su padre pero no la suya y que, con la venta de esos objetos, la familia podrá "empezar un nuevo camino".

La competición por las piezas más personales del cocinero ha estado presente hasta el final del acto, cuando se han subastado tres cuadros pintados por Santamaría con café, especias y salsa de chocolate, y el libro de "La Cocina al Desnudo" con anotaciones del cocinero, que ha sido comprado por 1.000 euros por el chef Carles Gaig.

La pieza más valorada de la subasta ha sido, sin duda, la chaqueta de cocina de Santamaría, grabada con el nombre del cocinero y con sus tres estrellas, que ha sido comprada por 1.000 euros por el chef Carles Abellán. Mientras que piezas de marca y reconocidos objetos de Can Fabes se han vendido con facilidad, cubertería y utensilios de cocina sin marca no han tenido comprador, al igual que un carro rosbif de plata, por el que se pedían 23.000 euros de precio de salida.

Respeto a los lotes que han quedado sin comprador, los herederos de Santamaría decidirán si dan las piezas a alguna ONG o a una escuela de cocina que pueda sacar provecho de ellas.

Algunas de las piezas más singulares han ido a parar a manos de cocineros de alto calibre como Nandu Jubany o Joan Roca, de 'El Celler de Can Roca', quien ha declarado que "se debe colaborar en un acto como el de hoy, mostrar respeto a la familia y hacer lo posible para que algunas piezas del restaurante puedan continuar su recorrido en el mundo de la cocina".

El cocinero Nandu Jubany ha comprado algunos de los utensilios de cocina de Can Fabes y diversos muebles, algunos "para hacerlos servir y otros para guardarlos como recuerdo" de un restaurante de "tan alta calidad". "Siempre le decía a Santi que quería tener un restaurante como el suyo y creo que todos los que habíamos comido en el restaurante y utilizado los platos que se subastan queremos un plato de Can Fabes en casa", ha explicado Jubany.

La gastronomía de calidad también ha estado presente en el acto, con un menú confeccionado colectivamente por diferentes chefs, entre otros, Roca, Jubany, Javier De las Muelas, Romain Fornell, Óscar Manresa, Martin Berasategui o Salvador Sauledas.

La subasta ha sido organizada por la familia Santamaría, junto con otros amigos, y ha empaquetado "con pena y nostalgia" los objetos del restaurante en ni más ni menos que 500 lotes, de los que se han vendido la mayoría.

Àngels Serra, la viuda del cocinero, se ha mostrado afligida por dejar marchar objetos que la han acompañado a lo largo de los años pero a la vez "convencida que la subasta ha sido una buena iniciativa".

El restaurante Can Fabes, ubicado en el municipio de San Celoni, cerró sus puertas el pasado 31 de agosto a causa de falta de viabilidad económica, tal y como informó el restaurante, después de dos años sin Santamaría en los fogones, chef y alma del restaurante.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento