Letta
El primer ministro italiano Enrico Letta. EFE

El Ejecutivo italiano, que preside Enrico Letta, obtuvo el primer 'sí' parlamentario al voto de confianza planteado para inaugurar de modo oficial la nueva fase que se abre en su Gobierno tras la salida de la coalición del partido de Silvio Berlusconi, el conservador Forza Italia.

Por 379 votos a favor, 212 en contra y 2 abstenciones, Letta consiguió superar el primer trámite en la Cámara de los Diputados (baja), a la espera de obtener el mismo resultado en la tarde de este miércoles en el Senado, donde la mayoría que le apoya es más ajustada.

El pasado 29 de abril, cuando se celebró la investidura del Ejecutivo con la participación del partido de Berlusconi, la Cámara de los Diputados aprobó la formación del Gobierno de coalición que preside Letta por 453 votos a favor, 153 en contra y 17 abstenciones.

Forza Italia fue uno de los partidos que votaron en contra del Gobierno

La diferencia sustancial entre uno y otro resultado radica en la salida del actual partido de Berlusconi, Forza Italia, de la coalición, una decisión anunciada el pasado 26 de noviembre, un día antes de la expulsión de "il Cavaliere" del Senado, que en la formación justifican por desacuerdos con los presupuestos de 2014.

Forza Italia fue uno de los partidos que votaron en contra del Gobierno, sumándose así, entre otros, al Movimiento 5 Estrellas (M5S) del cómico Beppe Grillo, mientras que el Partido Demócrata (PD) de Letta expresó su apoyo al primer ministro, manteniendo la línea que había tenido hasta ahora tras la elección el pasado domingo de su nuevo secretario general, Matteo Renzi.

A favor del Gobierno votó también el grupo escindido del antiguo partido de Berlusconi, el Nuevo Centroderecha del viceprimer ministro, Angelino Alfano, clave para la estabilidad gubernamental, sobre todo en el Senado, donde el centroizquierda no logró la mayoría absoluta en las pasadas elecciones.

Letta pide confianza

Tras regresar del homenaje a Nelson Mandela en Sudáfrica, el primer ministro compareció a primera hora de hoy en la Cámara Baja para pedir la confianza del Parlamento para su plan de Gobierno para 2014, en el que apostó por aprobar la nueva ley electoral, sobre todo después de que el Tribunal Constitucional haya tumbado dos puntos clave de la vigente.

"Estoy aquí para pedir la confianza para un nuevo inicio. Tengo la determinación de luchar con todo mi ser para evitar que se vuelva a conminar al caos a todo el país, justo cuando está volviendo a levantarse: Italia está preparada para volver a empezar y es nuestra obligación generacional ayudar a hacerlo", dijo Letta.

La mayor atención de la jornada la acaparará el Senado, donde Letta, quien fue increpado por los diputados del M5S, tiene que pasar el mismo trámite y donde se calcula que cuenta con una diferencia de menos de 10 miembros por encima de la mayoría absoluta.