Los miembros del Consejo Territorial de Galicia de Unión Progreso y Democracia (UPyD) —incluido el coordinador en la Comunidad, Gonzalo Fernández Piñeiro—, que han dejado su cargo por discrepancias con la dirección de UPyD en Madrid, han achacado su dimisión a "diferencias insalvables" con el área de Comunicación del partido a nivel estatal.

Según informan en un comunicado suscrito de forma conjunta por los hasta ahora miembros de la cúpula gallega de UPyD, después de que haya trascendido este domingo su dimisión —que se presentó el pasado 27 de noviembre—, este abandono de sus cargos "se produce por diferencias insalvables con el área de comunicación nacional del partido, concretamente con su responsable y miembro del consejo de dirección, Beatriz Becerra".

Al respecto, denuncian que esta persona "ha venido poniendo obstáculos al trabajo del Consejo Territorial de Galicia, llegando a silenciar intencionadamente la presentación de la ILP gallega".

De hecho, "los hechos desencadenantes de la dimisión han sido la pública desautorización escrita ante todos los coordinadores y delegados de Galicia y la retirada del control de contenidos de la web gallega en el mes de noviembre".

Por ello, el Consejo Territorial, tras reclamar sin éxito durante todo el año la intervención de la organización nacional, y "entendiendo que se trataba de un hecho intolerable" abandonan su puesto.

Así, dejan su cargo el coordinador territorial de UPyD en Galicia, Gonzalo Fernández Piñeiro; así como la responsable de Organización, Ana Alonso; el encargado de Comunicación, Pablo Alborés; el responsable de Acción institucional y de Redes Sociales, Carlos Casar; y la responsable de Expansión del Consejo Territorial, Elisa Pumar.

GESTORA

Tras la disolución del Consejo Territorial de Galicia, el Consejo de Dirección de UPyD debe nombrar una gestora —sería la tercera en cuatro años— así como gestoras locales y provinciales.

Estas dimisiones se producen a dos meses de que se celebren elecciones para elegir nuevos consejos locales en A Coruña y en Vigo, únicas ciudades gallegas que cuentan con más de 15 afiliados.

Además, estas dimisiones llegan después de que en mayo de 2012 abandonase la formación el anterior coordinador territorial, Andrés Mosquera; a esto le siguieron denuncias de fraude por afiliados vigueses en la celebración de las elecciones internas de UPyD de septiembre de 2012, realizadas en Santiago. Por su parte, en mayo de 2013 abandonó el partido quien fue su candidato a la Xunta, el santiagués José Canedo.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.