El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Almería ha acordado declarar en situación de abandono el buque 'Berkane' propiedad de la empresa marroquí Comarit, que se encuentra atracado en el puerto de la capital sin actividad desde enero de 2012 sin que se haya registrado actividad en el mismo.

Así lo ha indicado a Europa Press la presidenta de la Autoridad Portuaria de Almería, Trinidad Cabeo, quien ha explicado que se ha acordado su personación en las actuaciones que contra el buque se siguen en el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Almería para alegar un mejor derecho y lograr la venta en subasta pública del buque.

El 'Berkane' es uno de los ferrys que la compañía utilizaba para comunicar el norte de Marruecos con España, si bien buena parte de su flota permanece amarrada en distintos puertos españoles como el de Algeciras (Cádiz), Francia y Marruecos desde que la empresa dejara de operar a causa de las deudas que mantenían con distintos proveedores.

En este sentido, el barco que sigue atracado en la dársena comercial del puerto de Almería sirvió de vivienda a unos 20 marineros, empleados de la compañía, que estuvieron sin cobrar durante siete meses mientras mantenían su relación contractual con la empresa, que no había ejecutado su despido. Comarit tampoco ha abonado las facturas que la Autoridad Portuaria ha emitido por los servicios portuarios que se prestan, principalmente por el atraque del navío.

Sin ofertas para el 'BASBOSA'

De otro lado, la Autoridad Portuaria ha explicado además que la adjudicación en subasta pública del buque 'Basbosa', que sufrió un incendio cuando navegaba bajo un falso IMO y el sobrenombre de 'Theodoros', ha vuelto a quedar desierta por segunda vez.

El primero concurso público se convocó en julio de este año para su enajenación después de que nadie lo reclamara, pero no fue vendido. Paralelamente, el Juzgado Marítimo Permanente dictó resolución prohibiendo la salida del buque del Puerto de Almería.

No ha sido hasta el pasado 21 de octubre cuando el citado juzgado ha autorizado a la Autoridad Portuaria a proceder a la venta mediante adjudicación directa entre las tres empresas que habían mostrado interés en hacerse con el buque, embargando el producto de la venta hasta cubrir la cantidad de 9.000 euros que costó su rescate por parte de Salvamento Marítimo.

Pese a ello, la adjudicación ha quedado desierta puesto que ninguna de las empresas ven económicamente viable adquirir el buque bajo la cantidad embargada, por lo que se ha girado un escrito al juzgado marítimo para intentar la venta sin fijar tipo mínimo y permita su salida del muelle de Levante.

Consulta aquí más noticias de Almería.