La jueza instructora del caso de Fago mantuvo ayer prisión provisional para el único detenido por el crimen, Santiago Mainar.

La jueza que instruye el caso le interrogó durante toda la tarde de ayer, después de que el juez de guardia hiciera lo propio el pasado fin de semana. La jueza solicitó todas las pruebas recogidas por la Guardia Civil, incluidas las cintas de la primera declaración de Mainar, en las que se declaraba culpable de los hechos. Mainar rechazó someterse a una revisión por parte del médico forense antes de prestar testimonio, según el fiscal jefe de Huesca. Ayer volvió a decir que es inocente.

La jueza deberá decidir el día 12 si mantiene el secreto de sumario, que se podría prorrogar aún durante varios meses si lo cree necesario para preservar el desarrollo de la investigación.