Las prisas obligan a parchear
«Hemos ido tan deprisa que el trabajo no ha quedado bien y ahora es necesario parchear algunas zonas» (Aníbal González).
Ésta es la razón por la que el Ayuntamiento aún no ha dado por buenas las obras y, por tanto, no ha podido inaugurar el carril para bicicletas que ya recorre buena parte de la ciudad. Así que habrá que seguir esperando.