Las organizaciones no gubernamentales de cooperación internacional al desarrollo (ONGD) Atelier ONGD, Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), Entrepobles, Familias sin Fronteras por la Infancia, Ingeniería Sin Fronteras, Perifèries, y Sisma Mujer se han unido para lanzar una campaña contra la corrupción ante la "tibieza monumental" con la que se ha reaccionado a casos como el que implica al conseller de la extinta Conselleria de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco, imputado en el conocido como 'caso Cooperación'.

La iniciativa, que ha sido presentada este martes por representantes de las distintas organizaciones que la llevan a cabo, arranca con un manifiesto que explica los objetivos de la campaña de "acción ciudadana": colaborar con la justicia en la lucha contra la impunidad, informar sobre la importancia del trabajo de cooperación internacional en los países donde se desarrolla, y elaborar y presentar nuevas propuestas para lograr una política pública de cooperación justa, solidaria, eficaz y transparente.

Así lo han anunciado Antonio Penadés, de Familias por la Infancia, —y personado como acusación particular en el 'caso Cooperación'— que ha advertido de que "la corrupción política es más importante de lo que nos quieren hacer ver y es el gran impedimento para recuperación económica, ética y social".

En su opinión, "la Administración ha demostrado que no tiene controles válidos" y mientras, "la clase política ha actuado con una impunidad total, de ahí que haya llegado tan lejos". A su juicio, este caso ha hecho que "romper la confianza en el mundo de la cooperación" pero es un sector más de la Administración, "toda ella está corrupta" y "una vez más, se ha reaccionado con absoluta tibieza", ha lamentado.

"Ahora todas nuestras esperanzas pasan por lo tribunales", ha señalado, y ha expresado su "fe" en el procedimiento judicial.

"Los tribunales son la última trinchera", ha apuntado Fabiola Mecos (CEPS). No obstante, ha matizado que en Valencia "no podemos vanagloriarnos de la justicia que tenemos", dado que en otros casos como los hechos ocurridos en la llamada 'Primavera Valenciana', —diversas organizaciones denunciaron la actuación policial en las movilizaciones estudiantiles— "no ha merecido ninguna investigación judicial, cero", ha censurado.

Precisamente para que estas cuestiones "no caigan en saco roto", estas siete ONGD han decidido unirse como una "promotora activa" de incitativas.

Restablecer el prestigio de la cooperación

En este sentido, Consuelo Vidal (Atelier ONGD) ha explicado que se trata de dar "un paso adelante" que "abre la puerta" a otras asociaciones ciudadanas que compartan la misma "indignación por la corrupción" se unan para combatir a "impunidad" de esas prácticas y para construir nuevas políticas públicas de futuro.

La inciativa pretende así establecer vínculos con propuestas ciudadanas y sociales, es una cuestión de "calidad democrática", ha apostillado Rafael Mauri, de Perifèries.

De este modo, el 'Manifiesto contra la corrupción' que han presentado este martes señala su intención de "restablecer el prestigio de la cooperación internacional al desarrollo" y reparar el "enorme daño" que ha hecho a su labor el llamado 'caso Cooperación', que investiga una supuesta trama encargada de "esquilmar las arcas públicas y sustraer recursos que debían destinarse a la cooperación internacional, en beneficio de ciertas entidades y empresas".

Consulta aquí más noticias de Valencia.