Ureña dice sobre el párroco de Borja que "hay que esperar mucho a que la Justicia actúe"

El arzobispo de Zaragoza, Monseñor Manuel Ureña, ha destacado tras la detención y puesta en libertad con cargos del párroco de Borja, Florencio Garcés, que "hay que esperar mucho a que la Justicia actúe" al argumentar que "en este momento hay noticias dispersas de una y otra índole y personas por en medio y la fama de muchas personas".
El arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña
El arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña
EUROPA PRESS

El arzobispo de Zaragoza, Monseñor Manuel Ureña, ha destacado tras la detención y puesta en libertad con cargos del párroco de Borja, Florencio Garcés, que "hay que esperar mucho a que la Justicia actúe" al argumentar que "en este momento hay noticias dispersas de una y otra índole y personas por en medio y la fama de muchas personas".

En declaraciones a los medios de comunicación tras el tradicional encendido de las luces de Navidad, ha estimado que "el asunto es de suficiente peso para esperar a que la Justicia actúe".

Ureña ha reconocido que no ha hablado con el párroco de Borja porque esta localidad "no está en la circunscripción de Zaragoza, pertenece a Tarazona" y es el obispo de esta otra localidad el que "está asumiendo, maravillosamente, el tema" para recalcar que "hay que respetar la circunscripciones territoriales de la Iglesia".

Al párroco Florencio Garcés, detenido el pasado viernes por la Guardia Civil, en Borja, en el marco del operación 'Espino', el juzgado de primera instancia e instrucción números 1 de Tarazona le ha imputado como presunto autor de un delito continuado de apropiación indebida y agravada por la cantidad de 185.183,63 euros y un posible delito contra la libertad sexual.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento